Fortalece tus pestañas - L'Officiel
Belleza

Fortalece tus pestañas

Aunque sean pequeñas, todas podemos cuidarlas y mejorar su apariencia en unos sencillos pasos.
Reading time 4 minutes

Las amamos si tuvimos suerte en la genética o las odiamos si parecen transparentes; pero la gran mayoría de las mujeres busca que sus pestañas sean más largas y tengan mayor volumen. Ya que sabemos que los ojos se ven más grandes y estilizados, si usamos nuestro rímel favorito. 

Pero muchas veces, las descuidamos o no les prestamos el cuidado necesario para seguir luciendo increíbles. El tallarlas para desmaquillar es uno de los errores más serios y comunes porque pierdes unas cuantas al hacerlo; y aunque vuelven a crecer, corres peligro de debilitarlas y hacerlas más propensas a su caída. 

Es imposible evitar su caída natural; una pestaña tiene una vida aproximada de tres meses y tarda dos meses en volver a crecer. Y aunque la cantidad de folículos que tenemos va a ser la misma toda la vida, se pueden hacer algunos cambios para mejorar su fortaleza, densidad y salud.

TIPS

LIMPIEZA

Super importante en cualquier aspecto, pero sobre todo en lo relacionado a los ojos. Debes tener extremo cuidado con lo que usas en las pestañas porque lo más seguro es que también vaya a tus ojos (¿infecciones?, no gracias). Es por eso que tu desmaquillante debe ser epecífico para esta área. Moja una rueda de algodón con tu desmaquillante o aceite y déjalo unos momentos pegado para que la fórmula vaya "despegando" el rímel y sombra de ojos. Después, con un movimiento suave, deslízado en todo tu ojo; así no hay necesidad de tallarlo. Cambia de algodón cuando te dirijas al otro ojo. 

NO TALLES LOS OJOS

Aunque en ocasiones lo hagamos inconsientemente, el tallar los ojos es un error gravísimo en el cuidado de las pestañas (y la piel alrededor del ojo!!) ya que se debilita el folículo y puede tirar pestañas que aun no debían caer. Trata la zona con el cuidado delicado que merece .

CEPILLA LAS PESTAÑAS

Así es, al igual que el pelo, las pestañas también se benefician del cepillado. Pero al contrario, debe ser solo unas cuantas cepilladas una vez al día porque sino, también producirá su caída. Utiliza un cepillo de máscara de pestañas completamente limpio para hacerlo.

DESCANSA EL RÍMEL

Aunque nos encante, la máscara de pestañas tiene muchos químicos que lastiman el folículo y la hebra; haciéndola más propensa a su caída. Así que aprovecha la tendencia del look natural y sáltate algunos días de maquillaje.

ACEITES

No es la primera vez que lees que algunos aceites hacen maravillas para las pestañas si los usas como tratamiento. Y es verdad, los aceites tienen vitaminas, antioxidantes y compuestos que ayudan a nutrir. De la misma forma que ayudan al pelo, ayudan a las pestañas. Mis elecciones top: aceite de risino, de coco o de almendras. 

Es importante que sepas que los aceites son pesados, así que solo unas gotitas logran el resultado. Agrega unas gotas a un cepillo de máscara de pestañas limpio, y pásalo por la zona. Incluye este paso en tu rutina de noche para mejores resultados. 

Importante: aunque hayas leído o te hayan dicho que el usar algo como vaselina o jalea de petroleo, no lo hagas! Este ingrediente es muy pesado y puede llegar a tapar los folículos y hasta provocar infecciones.

CUIDADO CON EL RIZADOR

Muchas de nosotras usamos un rizador de pestañas para alargarlas y evidentemente, rizarlas. Pero debes tener mucho cuidado en la forma de utilizarlo ya que puedes arrancarte algunas y lastimar el folículo. Lo importante de un rizador es no apretarlo con mucha fuerza; se debe cerrar con poca fuerza y aunque sí es cerca de la raíz, no debe ser tan tan pegado a ella ya que también te puedes pellizcar además de lastimar la zona. Otro dato importante es hacerlo por un par de segundos nada más, no lo pases 30 veces hasta que estén casi verticales; ciérralo un par de segundos y suelta, repite esto máximo dos veces. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas