Pop culture

5 minutos para conocer a Gus Van Sant

El galardonado director cumple 68 años y lo celebramos con un recorrido de su larga trayectoria.
Reading time 5 minutes
Gus Van Sant y John J. Campbell, 1986. Fotografía tomada durante la grabación de Mala Noche / Cortesía de Northern Film Company.

El tener la oportunidad de ver una película de Gus Van Sant es todo una experiencia multisensorial. El director estadounidense tiene la capacidad de transportar al espectador a los lugares más oscuros de la psique humana a través de personajes polémicos -estafadores, drogadictos, genios matemáticos, políticos- y en cada uno de ellos encontrar un algoritmo en común; almas perturbadas. Van Sant, se sumerge en historias de vidas humanas autodestructivas y les da una voz a través de las pantallas. En ocasiones de manera cómica e íntima y en otras, de forma devastadora. En L´Officiel celebramos la vida de un gran narrador visual, con un recorrido de su impacto en el cine. 

 

El director de origen estadounidense nació en Louisville, Kentucky, en una familia de clase media. En 1970, Van Sant asistió a la Escuela de Diseño Rhode Island para estudiar pintura. Al poco tiempo de convivir con varios directores vanguardistas decicidió cambiar su licenciatura para estudiar cine y comenzó su carrera como asistente de producción. 

Matt Dillon y Gus Van Sant en el set de “Drugstore Cowboy” / Cortesía de Photofest. 

El debut del director en el cine fue con Mala Noche en 1986. Una historia de amor no correspondido, en la que Walt protagonizado por Tim Streeter, se enamora obsesivamente de un mexicano inmigrante ilegal. Éste fue el comienzo de casi 30 años de increíbles historias, desde el punto de vista de Van  Sant. 

Doug Cooeyate, 1986 / Cortesía de Sawtooth Film Company. 

El director rodó en el estado de Oregon una de sus películas más recordadas: My Own Private Idaho en 1991. Protagonizado por el ícono juvenil River Phoenix y Keanu Reeves. La trama gira entorno a dos amigos que vivien en las calles de Portland. Ambos viajan extensivamente para descubrirse a si mismos y Waters (Phoenix) con el objetivo de encontrar a su madre biológica. Con el paso del tiempo su amistad empieza a perder fuerza y Favor (Reeves) se deja llevar por la sociedad, dejando a un lado a su viejo amigo. 

Gus Van Sant y River Phoenix, en el set de My Own Private Idaho, 1991. 

 

1595262398023431 81n4bwl6cnl. ac sx679
Robin Williams, Gus Van Sant y Matt Demon, Set de Good Will Hunting, 1997 / Cortesía de International Magazine Services photo archive.

En 1997, el afamado director fue nominado al Oscar por su extraordinaria peícula Good Will Hunting. Una inspiradora historia de un joven genio matemático protagonizado por Matt Demon, que limpia los pasillos de M.I.T y encuentra en el psicólogo Sean protagonizado por Robin Williams, la manera de cambiar el rumbo de su vida. La película fue bien recibida por la crítica y estuvo nominada a varios premios toda la temporada. 

En el 2008, el director trajo a las pantallas la vida de Harvey Milk, protagonizada por Sean Penn. La narrativa basada en la historia real de Milk;  el primer político abiertamente homosexual en ser elegido oficial en el Estado de California, mientras se enfrenta a grandes obstáculos por la lucha de los derechos gay en Estados Unidos. Van Sant fue nominado nuevamente al Oscar por su gran dirección en esta gran película. 

Josh Brolin y Sean Penn, 2008 / Cortesía de Axon Films. 

El director realizó una recopilación de diferentes puntos de vista de la fotografía y la filmografía, a través del lente de su cámara con el libro Gus Van Sant: Icons. Una oportunidad inigualable para conocer todas las facetas del director en conmemoraración de la exhibición CinEmathEque franCaise en París. 

Gus Van Sant: Icons, 2016 / Cortesía de Editorial Actes Sud.

En la década de los 90 el director y el actor Robin Williams (Good Will Hunting) discutieron la posibilidad de llevar la historia de John Callaham , a la pantalla grande. La historia de un hombre que después de tener un accidente de auto queda cuadrapléjico. Se escribieron dos guiones que no trascendieron, hasta el año 2018 en que el director le dió vida a la historia con el actor Joaquín Phoenix. Con grandes actuaciones y un gran elenco la película se centra en un caricaturista alcohólico, que se une a un grupo de autoayuda  para enfrentar sus propios demonios y alcanzar la sobriedad. 

Poster de Don´t Worry He Won´t Get Far On Foot, 2018. Dirigida por Gus Van Sant / Cortesía de Iconoclast Anonymous Content. 

Hollywood ha explorado en numerosas ocasiones el mundo de las addiciones, la política y miseria humana, pero nadie puede hacerlo como Gus Van Sant. En su cumpleaños celebramos su vida y su legado en el mundo del cine. 

Tags

gus-van-sant

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas