L'Officiel Art

Conoce la visión feminista de la artista mexicana Ximena Alarcón

En el corazón de la Colonia Roma, la artista reúne por primera vez toda su producción artística que gira en torno a la condición social de la mujer.
Reading time 4 minutes
Retrato de Ximena Alarcón. Cortesía de la artista.

Ubicada en una vieja casona de la Roma, la muestra de la producción artística que ha desarrollado la mexicana Ximena Alarcón (CDMX 1968) en el último lustro se plasma sobre las paredes. Egresada de la maestría en el Instituto Marangoni de Milán y diseñadora de la marca de joyería XAC desde el 2002, Alarcón divide su tiempo entre México, Perú y Francia. Ha explorado a través de distintos medios -el collage, la escultura, el video y la instalación -la condición social de la mujer con una mirada reflexiva que desafía el autoritarismo patriarcal gubernamental religioso-, así como la desigualdad y el racismo que aquejan no solo a países latinoamericanos, sino al mundo entero.

Me encuentro con ella al interior de la exposición y en su voz encuentro algo casi familiar. Pronto comprendería que no era su voz, sino su pensamiento crítico lo que me resultaba conocido. La obra de Ximena Alarcón materializó aquello que llevaba pensando por años y no había tenido con quien compartir. En su discurso feminista me sentí incluida y, lo más importante, vista.

1626991353253784 xac 20218188
Obra Las Deshauciadas, 2015. Cortesía de la artista.

Recorremos juntas cada sala. Comenzando con su serie más antigua: Las desahuciadas, del 2015. Seis piezas de mixed media que retoman la condición de la mujer como objeto. «Tiene varias lecturas: la pobreza, la riqueza, el racismo», explica. El cuadro que concluye es la jaula de oro. «Independientemente del color de piel o la clase social, todas las mujeres estamos encerradas en un sistema de opresión. Es algo universal», comenta.

Al cruzar el pasillo, se encuentran sus esculturas más recientes: El jardín de los penes. Jugando entre volumen y forma, vulvas de resina rosa, esferas de acero y penes de madera dialogan y se enfrentan mientras nos cuestionan nuestra propias prácticas de sexualidad, deseos y la dominación masculina en la intimidad. «Es una serie que reflexiona sobre ese equilibrio muy frágil en la noción del consentimiento, lo que es una relación sexual consensuada y una relación sexual recíproca, libre», comenta, «que para mí esa es la palabra clave. Consentimiento me parece un término muy legal y que está determinado por reglas que vete a tu a saber quién escribió». A través de distintas composiciones, también se expresan escenas de abuso sexual y violación colectiva. Realidades crudas que retan al espectador: ¿si cierras los ojos, o en este caso la esfera, y miras hacia otro lado el abuso desaparece? No. 

1626991279717530 thumbnail on how my intimacy was exposed1626991279747917 thumbnail ximena alarcon0004
1626991279758058 thumbnail ximena alarcon7474
Obra On How My Intimacy Was Exposed To The World. Cortesía de la artista.

Su obra también toca otro tema delicado: el chisme. Aquel conjunto de palabras implacables, y en ocasiones, letal, que nos hace creer que sabemos más de la víctima que lo sufre que ella misma. «Yo fui víctima de un chisme cuando era muy chavita», recuerda. «Utilizo las radiografías para hacer esta analogía de lo que la gente cree saber de ti. Porque cree que está viendo tu intimidad». Las imágenes del cuerpo de la artista que los rayos X capturaron y ahora cuelgan de las paredes lo confirman: ni si quiera así sabemos nada de ella. «Puse las cruces porque creo que la religión puede ser un sistema de opresión tremendo», afirma. «La construcción social de lo que es una mujer en el occidente, del que de alguna manera nosotros también formamos parte: La Virgen María, María Magdalena. La imagen de lo que tiene que ser una mujer desde muy joven…». 

Termina el recorrido por el resto de las obras y la visita llega a su fin. Podría continuar con todo lo que hay por reflexionar de su trabajo, pero si pude confirmar algo de él es que el arte hay que vivirlo en carne propia, y el de Ximena vale la pena descubrirlo.

Visita la muestra en Mérida #94, Colonia Roma Norte, Cuahutémoc, Ciudad de México. 

 

Tags

ximena-alarcon

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas