L'Officiel Art

5 cosas que debes saber para entender el arte contemporáneo

Recorre sus etapas más significativas para comprender su origen y propósito.
Reading time 4 minutes
Pintura “Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)”, 1972. Por David Hockney / Cortesía Art Gallery of New South Wales.

Este movimiento artístico se conoce por el conjunto de manifestaciones que surgen a partir del sigo XX donde es común pensar que nos despedimos de este ideal de belleza estética y pasamos a una representación conceptual. Toda propuesta se torna relativa ya que se produce en cualquier período histórico y permanecerá «contemporáneo» según la época en la que se encuentre y pretenda comunicar.

DESPUÉS DE LA GUERRA

Después La Segunda Guerra Mundial, los artistas buscaron romper con lo tradicional, dejando a un lado la idea de cómo el arte, la belleza y la estética se percibía, para luego plasmar una ideología mucho más cruda y realista. Es así como nace el arte contemporáneo: reflejando desde nuevos matices y técnicas una postura mucho más personal que proviene de un impulso creativo basado en el contexto histórico social en el que se encuentra el artista.

Retrato de Jackson Pollock, 1949. Fotografía por Martha Holmes / Cortesía The LIFE Picture Collection.

 LA SOCIEDAD DEL CONSUMO

Con el paso del tiempo, el consumismo y la publicidad cobran un papel cada vez más importante en la sociedad, es así como nace el Pop Art. Su principal característica es tomar imágenes provenientes de la cotidianidad, de la sociedad de consumo y de la comunicación de masas para añadirles un valor estético que no se limita en hacer una crítica al propio consumismo.

Aquí se empiezan a diversificar los recursos como fotografías, acrílicos, fotomontajes, repetición y collage. Un ejemplo son las latas Campbell de Andy Warhol o David Hockney con sus representaciones de casas de Los Ángeles.

Retrato de Andy Warhol, 1965. Fotografía por Bob Adelman / Cortesía Magnum photos.

DEL PAPEL AL CUERPO Y CAMPO…

El arte contemporáneo empieza a ir más allá, dejando el lienzo para convertirse en una «expresión viva del artista» que realiza la obra basado en la libre expresión de temas controversiales. Utilizan materiales rudimentarios o aquellos provenientes de la naturaleza como tierra, madera, fuego, agua y arena para reflejar la realidad del paisaje y su escala. Incluso se utiliza el cuerpo humano como soporte material de la obra para interpretar mensajes de violencia, agresión, sexualidad o resistencia corporal.

El Fluxus es un movimiento artístico que nace de esta idea, buscando la fusión de todas las prácticas artísticas. Sus representantes más conocidos son Yoko Ono y Beuys.

Interpretación “Solo for Violin”, 1964. Por George Brecht. Fotografía George Maciunas / Cortesía George Maciunas.

SE CAEN LOS MUROS Y LLEGA LA POSTMODERNINDAD

A partir de los 80 los artistas empiezan a defender su libertad individual con mayor énfasis, manifiestan que los líderes que tanto admiraban resultaban en una decepción y empiezan a cuestionarse todo lo que pasa alrededor. Muchos cambios con impactos sociales como la caída del Muro de Berlín levantaron muchas expectativas y prejuicios. Aquí es donde culto y popularidad pierden valor y la emoción va siempre por encima de la razón.

La fotografía, abstracción, videos, graffitis y performances son los formatos más representativos de la época, y a partir de aquí se empieza a ver cada pieza de este arte como objeto de inversión.

Retrato de Jean-Michel Basquiat, 1985. Fotografía por Lizzie Himmel / Cortesía AP photo.

EN LA ACTUALIDAD

Después de todo lo anterior, puedes darte cuenta que el arte contemporáneo se fue transformando en una expresión basta de eclecticismo, humor e ironía. 

Artistas como Haring, Barceló y Banksy son ejemplos de un arte de reacción a lo que se vive día con día. Sin duda, el carácter de este movimiento sin importar su corriente es visto como disruptivo, confuso y en ocasiones solo para aquellos dispuestos a un diálogo controversial.

Graffiti "Love Is In The Air", 2003. Por Bansky. Fotografía por Jodsh Levinger / Cortesía de Josh Levinger.

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas