L'Officiel Art

Dirt! (Mugre)

Alejandra Quesada y Valentina Muñóz nos hablan sobre el vestuario que crearon para la puesta en escena DIRT! (Mugre).
Reading time 5 minutes

En el mundo del clown, el nombre de Gabriela Muñoz, es un referente. Mexicana y egresada del London International School of Performing Arts (LISPA) ha logrado consagrarse gracias a una propuesta auténtica que no solo busca hacer reír a la gente, sino generar una conexión con sus sentimientos y emociones.

Después de sus dos trabajos anteriores Perhaps, Perhaps… Quizás y Limbo, Gaby Muñoz —mejor conocida como Chula The Clown—, regresa a los escenarios con DIRT! (Mugre), una puesta en escena escrita, dirigida e interpretada por ella misma.

La búsqueda de nuestra verdadera identidad es el leitmotiv de la obra, un monologo en silencio, o más bien un performance donde todo ocurre dentro de un mismo escenario: una lavandería de ropa.

En la obra, la ropa juega un papel protagónico. Platicamos con Alejandra Quesada y Valentina Muñoz, diseñadoras de moda mexicanas quienes dieron vida al vestuario.

¿De dónde surge la inspiración para el vestuario?

Valentina: Era un poco de ropa sucia combinado con el lado femenino de las flores y las manchas en la tela que representan ese lado lúdico de Gaby.  Muy lúdico y decadente, como la acumulación de ropa sucia pero siempre cuidando mucho la estética.

Alejandra: También las capas. El mensaje de fondo de la obra habla de todo lo que venimos cargando, de las capas que traemos, o cómo yo lo veo; como contaminación del cuerpo.

Muchas texturas y muchas palabras, porque gran parte de nuestros conceptos o ideas que cargamos estan hechas por palabras; etiquetas que nos ponemos.

 

¿Cómo fue el proceso de creación?

Valentina: Fue un trabajo exhaustivo de recopilar imágenes bonitas, de muchas platicas con Gaby y con Canek (Saemisch) que es el escenógrafo.

El proceso de trabajar con Gaby implica siempre estar abierta al cambio, a que nada permanece como en un principio o conforme a la idea inicial. Es algo muy creativo y enriquecedor.

Alejandra: Mood boards, inspiración, paleta de color, como definir mucho eso siempre de la mano del escenógrafo. Trabajamos a la par de la escenografía y con Gaby. Fue un proceso en el cual ella va actuando y nosotros nos íbamos integrando a sus ideas. Es un proceso creativo distinto en el que todo va cambiando y evolucionando y van surgiendo nuevas ideas. Se va moldeando. Se hace a la par.

 

¿Como se compara el diseño teatral con la creación de una colección para su marcas?

Alejandra: Es muy parecido. Para mí solo hay un método de trabajo que es ese: buscar inspiración, hacer unos buenos moodboards,  hacer una paleta de color. 

Valentina: Me gusta mucho trabajar un sketch book con texturas y pintar, ambientar, barrear, asociar y probar cosas que habitualmente no usas, no solo telas y color si no hasta entrar a la cocina e integrar distintos materiales para experimentar con distintas texturas.

 

¿Qué fue lo mas desafiante?

Valentina: Definir las telas que utilizaríamos, y pasar de una idea a otra sin afectar. Que se lo ponga y se lo quite dentro del mismo escenario. La logística de como hacerle para que el escenario fuera parte del vestuario y funcionara.

Alejandra: El hecho de como lograr las transiciones. Todo el vestuario sucede sobre escena, se va quitando las capas, se va cambiando sin que salga del escenario.

 

Cuando leyeron el guión, ¿tuvieron alguna respuesta instintiva, específicamente a como querían que se viera una escena?

Valentina: No. El proceso de Gaby es distinto. Es un proceso creativo que conforme lo va sintiendo, lo va ensayando y lo va planeando, va cambiando y ahí nosotras estábamos a la par junto con ella.

Alejandra: Si hubo un libreto pero era mas bien abierto. Sirvió mas bien como una guía y luego se fue modificando.

 

¿Querían comunicar algo específico sobre el personaje?

Valentina: La intención principal de Gaby era crear un personaje que estuviese muy separado a Greta que es su personaje que aparece en sus dos anterior obras, entonces eso fue un reto también.

Alejandra: Lo construimos a la par; buscamos algo decadente pero que tampoco fuera muy exagerado y que estuviera muy separado de aquella novia clown.

 

¿Como describen el vestuario?

Valentina: Punk. Trash. Dirty.

Alejandra: Pesado. Una bola de mucha tela. “El monstruo de la ropa”, incluso lo llegamos a llamar así en algún momento, creo que seria una buena descripción

 

 

Del 18 de enero al 3 de marzo de 2019. Teatro Milán, Foro Lucerna. Viernes 20:30 horas, sábado 18:00 y 20:00 horas y domingo 17:30 horas. Entrada general $350

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas