Women

Glasshouse, el nuevo album de Jessie Ware

La cantante británica nos cuenta sobre el largo camino espiritual que la impulsó a crear su tercer álbum.
Reading time 13 minutes

Es un lunes por la noche y Le Poisson Rouge en Greenwich Village está lleno. El aire se llena de una energía animada mientras una multitud de diferentes edades espera ansiosamente el gran acto de la noche: la británica, Jessie Ware. El lugar es un poco pequeño para la gran cantante, pero para su tercer álbum, esto es justo lo que ella quería, brindarles a sus admiradores de Nueva York un espectáculo íntimo, digno de la naturaleza personal del nuevo disco.

 

Como ella menciona varias veces, Jessie está nerviosa; no quiere decepcionar a sus admiradores estadounidenses, y aún así encuentra el coraje suficiente para interpretar en el escenario las canciones sobre su esposo y su hija recién nacida. Ware posee esa rara sustancia que no se puede enseñar, incluso a los artistas más ambiciosos. Cuando las cosas van mal durante el espectáculo, Ware lo maneja con encanto y gracia, entreteniendo a la multitud con frases ingeniosas o cortándose el pelo sólo por sus fans a pesar de que su marido lo odie. (Incluso se da el gusto de cantar con una fan intoxicada que se abre camino al escenario para pedirle que cante "Wildest Moments" junto a ella).

 

La multitud canta palabra por palabra de su discografía completa, incluyendo éxitos como "Running", "Tough Love" y "Say You Love Me". Sin embargo, sólo los verdaderos admiradores saben la letra de sus temas más nuevos: el irresistible y excitante "Midnight", el sensual "Selfish Love" y "Sam", una hermosa balada sobre su marido e hija. El último es un alivio especial para Ware, quien no estaba segura de cómo se sentiría su público acerca de una canción relacionada con su nueva familia. (Las lágrimas colectivas y los cuerpos oscilantes delatan que no tenía nada de qué preocuparse).Días después del show, nos ponemos al corriente con la música, la maternidad y el equilibrio que ella construyó con su nuevo álbum Glasshouse.

 

Cuéntame sobre tus últimos dos años y la creación de Glasshouse.

Los dos últimos años han sido los más sorprendentes e inquietantes de mi vida, sentí que tenía algo que demostrar con este disco para hacer el mejor récord posible, pero también mostrar que me he convertido en una mejor compositora y en especial convertirme en madre. No puedo creer que lo haya hecho porque estoy exhausta, he gastado toda mi energía. Pero el resultado fue fenomenal.

 

 

¿Cuál fue la parte más difícil?

Creo que la parte más desafiante fue regresar a hacer lo que amo, es un trabajo inusual y creativo, con horarios muy extraños. Tuve que adaptar mi nueva vida como madre para hacer lo que más me gusta. Extrañamente nunca pasé más de cinco horas en el estudio, fui muy estricta con cuando tenía que terminar y cuando comenzar, así que aún podía ser la madre de mi hija.

 

 

Leí en algún lado que comenzaste el álbum, borraste todo y empezaste otra vez. ¿Es esto cierto?

Comencé a escribir en el estudio después de escuchar el último disco, me sentía muy motivada pero tenía un fuerte deseo por ser madre, quería apresurarme con el álbum, lo hice y llegó un punto en el que sentí que no era mi música. Escuché a otros compositores con los que trabajaba y seguí sus consejos para terminar más rápido. Estuve tan desesperada por ser madre que simplemente no funcionó. Algunas partes del viejo álbum se quedaron, pero mi voz seguía sin tener esa fuerza. Fue mi amigo Benny quién me hizo verlo: “No sé por qué te perdiste ¿qué pasó contigo, con tu voz?”. Me perdí por el miedo, y fué él quien me recordó lo que realmente era mi música, tenía mis propios pensamientos y podía ser creativa sin tener que preocuparme por la necesidad de que la canción fuera un gran éxito. Es mucha presión estar en la industria de la música, siempre sientes que es tu última oportunidad, como si fueras tan bueno como tu última canción. Creo que me olvidé de como mostrar mi arte, mi primer disco se sentía menos premeditado, sin agenda, pura creatividad y diversión, tenía que recordarme esto a mí misma.

 

 

Es interesante, porque desde una perspectiva externa escuchar esa dificultad y luego escuchar canciones como "Sam", que son tan personales y tienen que ver con que seas madre, realmente hacen que el disco sea poderoso.

¡Sí, absolutamente! Me preocupaba que a la gente no le interesara, hasta que llegué al punto en el que realmente ya no me importaba, me sentía muy inspirada y me resultaba fácil escribir sobre los que amo.

 

 

Y lo hizo más auténtico. En cualquier arte, las personas pueden decir cuando no lo estás haciendo con esa autenticidad.

Muchas veces he escrito sobre algo no tan específico, más bien algo vago, y la gente realmente ha disfrutado de las canciones. Pero hay algo tan desvergonzadamente personal en este disco, que a juzgar por la reacción de los fans, es lo que ellos querían que hiciera. Estoy muy feliz de que quisieran eso.

 

 

Y así es como sabes que son de verdad. Siempre hay algo complicado cuando eres un artista, porque si cambias demasiado te preocupa que la gente quiera que regreses a escribir como lo hacías antes.

Creo que mi enfoque principal para este disco fue convertirme en una mejor compositora, y sentí que eso era contra lo que me enfrentaba. No me permitía entregar del todo a causa del miedo, ese fue mi enfoque desde antes de convertirme en madre, entregarme al máximo. Creo que de eso estoy muy orgullosa con este disco, he tenido éxito en hacerlo.

 

S E L F I S H L O V E

¿Cómo surge el nombre de Glasshouse?

Está inspirado en un poema del poeta inglés Edward Thomas, titulado "I built myself a glasshouse" y es realmente bello que habla sobre la fragilidad. Creo que para mí estos han sido los mejores años de mi vida, pero también los más delicados: aprender a ser una mejor amiga, una mejor esposa y sigo aprendiendo a ser una mejor compositora. He crecido mucho con este nuevo álbum y ese título lo refleja, como si tuviera una fortaleza al respecto, pero también una vulnerabilidad. Me gusta creer que soy un mejor artista gracias a eso.

 

 

Hablando de la canción "Sam", es una colaboración con Ed Sheeran, ¿correcto? ¿Cómo surgió la idea?

Ya había escrito con Ed en mi último álbum en "Say You Love Me", y me siento increíblemente afortunado de poder trabajar con él porque es muy talentoso, pero también muy seguro de sí mismo. Estábamos juntos en el estudio otra vez, trabajando en su disco. Yo había comenzado a escribir la canción pero el coro era muy genérico y realmente no se sentía especial, así que le pregunté si podíamos verlo y él me ayudó. Creo que realmente ayudó a dar vida al disco, estaba a tan sólo dos o tres semanas de dar a luz, creo que fue perfecto terminar la canción de esa manera y que el coro sea tan impactante como lo es.

 


¿Qué otras canciones del disco son las más especiales para ti?
"Thinking About You" es sobre mi hija y estoy muy feliz de que a la gente le guste tanto, porque no es solo una madre hablando de su hija, se trata de una persona que echa de menos a alguien que adora y se siente culpable, deseando poder hacer más. "First Time" me gusta mucho, se trata de que mi esposo y yo nos dediquemos más tiempo el uno para el otro. También una llamada "The Last of the True Believers" que escribí después de mi primer disco, realmente no tenía sentido incluirla en mi segundo disco, pero estoy muy contenta de haberlo hecho ahora, porque es un canción brillante y completa este disco mucho más que al último.

 

 

¿Cómo se transmite esto a los shows en vivo? ¿Cómo ha sido presentar estas canciones ante el público?

Ha sido bueno. Creo todavía estoy tratando de encontrarme y tratando de entender cómo quiero entregar este álbum visualmente. Ha sido un placer ver a la gente disfrutar de las canciones, cantando con tanta pasión, ha sido muy tranquilizador para mí. Cuando hice mis primeros conciertos en Londres, estaba vacilante y nerviosa, sentía que perdía la confianza. Ahora, durante los conciertos en América, me sentí muy especial, creo que los shows estadounidenses me han hecho tener aún más confianza en el disco. Especialmente con la gente de Nueva York, quiero divertirme con ellos, me importa mucho lo que piensan, los adoro y los extraño, creo que también ellos lo sienten. Fue muy gracioso porque muchas cosas salieron mal y tuve que conversar un poco más de lo planeado, pero funcionó un poco. Cuando esa chica borracha subió al escenario y cantó, fue increíble. Fue muy divertido, podría haber salido terriblemente mal, pero fue magnífico.

 

 

¿Alguna vez te sentiste frustrada por la doble moral que existe en la industria de la música? Por ejemplo: ¿Cómo las cosas hubieran sido diferentes si un artista masculino hubiera elegido tener un hijo?

Creo que estaba más preocupada por cómo se percibe tener un hijo en general, lo primero que me decían siempre era: "Vas a necesitar algo de tiempo" y mi reacción siempre fue la misma: "No, voy a hacer un disco en mi primer año y va a ser el mejor hasta ahora". Creo todos han sido muy respetuosos y realmente me impresiona la forma en que logré manejarlo.

 

 

¿Qué te gustaría que la gente se quede al escuchar Glasshouse?

Espero que algo resuene dentro de ellos, algo sobre anhelo o amor. Creo que hay una canción para todos ahí, pero también es un disco muy personal para mí. Ya sabes, "Wildest Moments", se trata de mi mejor amigo, pero muchas personas lo hacen sobre una relación. Eso es lo que espero que pueda hacer con este disco; aunque es muy personal, quiero que toque a todas las personas de la misma manera.

 

 

Casi parece que los primeros discos fueron más para tus fans o para las personas que los escucharon, y este parece que se trata de ti.

Creo que tienes razón, pero también es increíble la forma en que la gente canta "Sam"... pensé que sería una canción tan difícil de cantar, pues es muy personal, pero al ver las caras del publico cuando estoy cantando, parece que me entienden. No tienen un Sam o un bebé, y está bien; aprecio cuánto respeto tienen cuando canto. Ha sido realmente especial verlos interpretar las canciones y ver cómo la gente reacciona ante ellas, es como magia.

 

 

Traducción: Alfonso Caro-Silva

 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas