Women

Entrevista con Gia Coppola

Tiene 31 años y el talento fluye por sus venas. Ha logrado abrirse camino gracias a su gusto personal y pasión por la fotografía.
Reading time 4 minutes

Ser capaz de sobresalir al descender de una dinastía de famosos cineastas podría resultar frustrante, pero para la guionista, directora y fotógrafa Gia Coppola, su familia fue la fuerza que la impulsó a crear el trabajo que ha hecho hasta ahora. Es bueno recordar que Gia tiene un abuelo llamado Francis Ford Coppola y dos tíos: Roman y Sofia Coppola, los hermanos a quienes debemos películas como Darjeeling Limited y Virgin Suicides. Pero fue su ojo el que le permitió imponerse en muchas áreas, convirtiendo su apellido en una figura irrelevante: "Me siento muy afortunada de estar rodeada de gente tan estimulante", confiesa, "Pero trabajo muy duro para darme cuenta con mis propios proyectos tengan la fuerza necesaria para que me reconozcan". El trabajo por el cual es más conocida es probablemente su primer largometraje, Palo Alto, una historia de basada en la colección homónima de cuentos del actor James Franco. La película escrita y dirigida por Gia ha sido ampliamente elogiada por las actuaciones de artistas de la talla de Emma Roberts, Jack Kilmer y Nat Wolff. Con ese proyecto demostró sus habilidades como cineasta, más allá de las referencias familiares, y nos dio acceso a su corazón y su mirada a través de una serie de ilustraciones extraordinariamente nostálgicas y visualmente sorprendentes de la vida de un grupo de estudiantes de secundaria. El cuidado de la fotografía de Palo Alto se debe, al menos en parte, a su fromación. Antes de su incursión en el mundo del cine, estudió fotografía en el prestigioso Bard College de Nueva York. "Creo que los dos medios (imagen en movimiento y fotografía estática) son complementarios. Siempre aprendo algo cuando tomo una fotografía y uso la fotografía para explorar los temas que me interesan". Sus tomas en formato medio publicadas en las páginas de varias revistas, dicen mucho sobre la relación que logra crear con los temas retratados (entre sus últimas modelos están la cantante Florence Welch y  la actriz Margot Robbie).

/

El profundo amor que la une a Los Ángeles, se filtra en sus fotos ya sea en las imágenes oníricas de niñas en vestidos etéreos reunidos para un picnic en el Parque Nacional Joshua Tree o las fotos más documentales de Chateau Marmont. "Me encanta la naturaleza y la historia detrás de mi ciudad. Cada vez me fascina más la imagen de Hollywood y su significado". Solo basta mirar las fotos de Gia en Instagram para entender este amor con Los Ángeles más a fondo. 

Su amor por la moda también es muy importante. Durante el transcurso de este año, fue contratada por marcas internacionales como Zac Posen, Gucci y Rodarte para mejorar sus campañas con su animado toque personal: "Creo que crear moda es en cierto modo muy similar a hacer una película. La cantidad de investigación necesaria y la atención al detalle son las mismas. Estoy particularmente inspirada en la forma en que la moda logra expresar un estado mental a través de la imaginación y la creatividad". El acento en la imaginación es evidente en su trabajo, Gia traduce la moda en imágenes y películas con una especie de delicada inocencia: usa las prendas para ser presentadas como si se tratara de un vestuario teatral, no solo muestra los artículos de la nueva temporada de una marca. A los treinta y un años, vio cómo la industria de la moda se convertía en la influencia y la obsesión del contenido en el que nos movemos ahora. "Estoy muy interesada en la influencia de las redes sociales en nuestros gustos culturales, en la educación, en la política. Me preocupo y me pregunto, ¿cómo se puede hacer para que el mundo actual vuelva a ser fílmico y conectivo? Eso es exactamente lo que intenta hacer con su trabajo. Vivimos en una era en la que cada vez más las experiencias que hacemos están diseñadas para ser vistas en la pantalla de un iPhone, algunos artistas intentan crear trabajos en los que quieren sumergirse, en lugar de simplemente tenerlos en sus manos.

/
Gia Coppola

Fotografía Daria Kobayashi Ritch
Estilo Chris Horan

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas