Por qué Miuccia Prada sigue siendo la mejor - L'Officiel
Moda

Por qué Miuccia Prada sigue siendo la mejor

Hoy, Miuccia Prada cumple 69 años. Recordamos cómo, —gracias a su talento, su sentido de la modernidad, la lealtad a sus principios y su acercamiento intelectual al diseño,— logró establecer una de las casa de moda más importantes a partir de un pequeño negocio familiar.
Reading time 6 minutes

EL INICIO

Miuccia Prada nunca quiso diseñar ropa. De hecho, eso contradecía su punto de vista, la de una estudiante de ciencias políticas y una feminista miembro del partido comunista italiano. Hasta 1978, nunca había mostrado interés por el negocio familiar: una marca de accesorios de piel hechos por Fratelli Prada en una tienda en el centro de Milán. “No quería entrar a ese mundo. Para una feminista era una posición incómoda”, dijo en entrevista con la crítica de moda Robin Givhan. Aún así en 1985 lanzó su primera colección de accesorios diseñados por ella misma. Aquella con las mochilas de nylon que años que hoy son un emblema de la casa. Tres años después, en 1988 presentó la primera colección de ready-to-wear. “Quizá no me gusta la moda. Pero me gusta la ropa. Nunca planeé convertirme en diseñadora, fue un descubrimiento personal”. Ahora Miuccia Prada diseña colecciones para Prada y Miu Miu, además de estar encargada, al lado de su esposo Fabrizio Bertelli, del Grupo Prada y de la Fondazione Prada que apoya el arte contemporáneo. Los críticos de moda concuerdan que cuando se trata de diseñadores (vivos), ella es de la más influyentes y la más poderosas. Otros diseñadores hacen referencia a sus archivos, el fast fashion realiza versiones de su trabajo y se realizan miles de copias de sus bolsas en el mercado negro. “Nunca me he rehusado a hacer algo solo porque alguien lo hizo antes que yo. Todos los diseñadores queremos ser originales pero no se puede lograr todo el tiempo. Si uno va a robar ideas, siempre hay que hacerlo de manera silenciosa”, alguna vez le dijo al periodista Alexander Fury. Dicho esto ¿cuál es la innovación de Miuccia Prada?

 

 

 

 

 

Prada, 1996. 

LA MODA COMO ARTE

El nombre Prada inmediatamente es sinónimo de “moda intelectual”. Parte de esto se debe a que siempre ha trabajado de manera cercana con artistas, cineastas y arquitectos. Wes Anderson ha hecho diversos comerciales para Prada, Rem Koolhaas está encargado de sus tiendas, Jacques Herzog, Pierre de Meuron y Damien Hirst han colaborado también. Ya sea en el diseño del set de sus desfiles o en proyectos específicos, la lista de artistas puede ocupar varias hojas. A eso hay que sumar que después de su colección debut en 1988, fue claro que detrás de cada colección hay una idea compleja que no siempre se puede leer a primera vista. Sobre su proceso creativo la diseñadora ha dicho: “cuando tengo una idea formulada y está clara en mi mente, es todo. Me puedo ir a mi casa, mi trabajo está hecho”. Para sus desfiles, transmite la idea de la ropa a el diseñador Fabio Zambernardi (él ha dicho que Miuccia le pide conceptos como “Esta temporada soy Pussy Riot” en lugar de decir, “necesito que las faldas se vean de cierta manera”). Todo este trabajo parece ser más que de una diseñadora, la de una curadora. Incluso las notas de prensa que entrega en los desfiles sobre la explicación de la colección parecen ser textos de una exhibición de un museo.

EL UGLY CHIC

En la ola de zapatos “feos” que hoy en día es muy popular, la primera en agregar esa palabra al léxico de la moda fue Miuccia. En ese momento no se trataba de un movimiento de marketing, como ahora lo hacen las marcas, sino de una declaración política. “Estudiar lo feo me resulta más interesante que explorar la belleza, que es en su naturaleza, burguesa. ¿Por qué? Porque la fealdad es parte de la persona. Revela el lado oscuro. En la moda eso es un escándalo, pero en el arte es uno de los temas clave sobretodo en el cine y en la pintura”. Es por eso que en su colecciones nunca hemos visto una silueta de los años 50, por ser convencionalmente bella, burguesa y en consecuencia trivial y aburrida.

UN NUEVO FEMINISMO

“¿Cómo ser elegante? Aprende más. Aprende de la historia de la moda, ve películas, lee, ve a lo más profundo del psicoanálisis. Sé tu mismo y esta pregunta nunca volverá a cruzar tu mente”, alguna vez dijo Miuccia. En el contexto de los pensamientos y posturas actuales del feminismo, este consejo suena como una profecía. Es importante notar que Prada siempre ha tenido esa ideología. La del auto desarrollo antes de complacer a alguien. Incluso en los 90, cuando las minifaldas y vestidos ceñidos se volvieron populares gracias a Giorgio Armani o Gianni Versace, ella optó por mostrar ese lado  sensual través de transparencias. ¿Es acaso que Miuccia rechaza la sexualidad femenina? No, para nada. Solo ofrece ser vista de manera diferente. De vez en cuando, como si se tratara de una regla, se deja llevar por las plumas, un fetiche que es considerado como una herramienta de seducción.

 

 

NEGOCIOS

¿Cómo puede trabajar alguien de izquierda en la industria de la moda? Cuando se le ha preguntado porque las piezas Prada son caras, ella dice que es el precio de excelentes condiciones de trabajo para sus empleados. Parece irónico que alguien que comparte ideas de izquierda se haya vuelto un símbolo de capitalismo. Existe una versión sobre las mochilas de nylon de los 90. Su éxito se debió a que eran extremadamente caras. Si eso es cierto sería muy fácil entender el modelo de trabajo de los hermanos Gvasalia y las piezas exorbitantemente caras de Vetements.

Miuccia ha dicho que no existen “las mujeres Prada” y que la colaboración con personalidades no le interesa (solo en el caso de Prada, Miu Miu es un tema diferente) porque es solo una manera de conseguir dinero fácil y “el dinero es el menor de los problemas”. Ella, como en sus inicios, no complacerá a nadie, especialmente en el lado de los negocios. Así, mientras muchos diseñadores van detrás de los millennials, Prada continúa con su camino haciendo todo a su tiempo, y aceptémoslo, Miuccia va muy adelantada a nosotros.


 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas