Moda

Entre tejidos y textos de Julia y Renata

Las diseñadoras mexicanas entrelazan el lenguaje y los textiles en una colección que evoca la calidez del hogar.
Reading time 3 minutes
Colección Julia y Renata, 2021. Cortesía de la marca.

Texto y textil surgen del verbo latino texere que significa tejer. Durante el Mercedes Fashion Week México en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, las diseñadoras Julia y Renata unen bajo un mismo hilo conductor la estructura del lenguaje con el acto de tejer. Urdir y tramar en el sentido material se contraponen a pensamientos e ideas intangibles en una misma propuesta de diseño.

Después de meses de incertidumbre y caos, la reconstrucción desde una perspectiva profunda e íntima se vuelve inevitable, «el significado de cubrirnos se nos ha revelado en su origen protector más primitivo, alejados de ornamentos, habitamos espacios cálidos que reconocemos propios y el tacto se vuelve el sentido de ser uno, en relación a los otros», explican las diseñadoras. Las siluetas remiten a la protección y cobijo del primer hogar, las carpas, las casas de campaña y los nidos.

1601312814362795 dsc 09811601313052860995 dsc 0976
1601312814538603 dsc 10641601312814355856 dsc 1029
Colección Julia y Renata, 2021. Cortesía de la marca.

Siluetas fluídas y con volumen de fibras naturales —mikado de seda, el lino, y algunas mezclas de lino-lana y algodón-seda— se abieron paso en el Taller de Cerámica Suro, de José Noe Suro, una Fábrica de Arte que fusiona bajo el mismo techo la tradición de un oficio primitivo como el de la cerámica con nuevos procesos experimentales. Ecos de una pieza musical compuesta e interpretada por Denise Gutierrez, invadieron el espacio acompañando a las modelos con una serie de palabras entretejidas propias tanto del lenguaje como del textil.

1601313066614659 dsc 10171601312963914208 dsc 1064
1601312963910833 dsc 12401601312978305125 dsc 0996
Colección Julia y Renata, 2021. Cortesía de la marca.

Entre tonos que sugieren la contemplación de un cálido amanecer y su transición al final del día, sobresalen tintes de amarillo sol, albo, niebla, turquí y noche. Por otro lado, cada atuendo se complementa con huaraches tejidos en cruz, los cuales fueron realizados con métodos tradicionales por Baku Artesanal, cuyos miembros son parte de las últimas dos familias que se dedican a este oficio en la comunidad de Santa Catarina Cuixtla, Miahuatlán, Oaxaca. Mediante un proceso de tradición ancestral, cada par está hecho con llantas reutilizadas y pieles de animales curtidas por dos meses con plantas como: zomacle hembra, cortezas de árbol de canela, mismas que después son teñidas a mano con tintes naturales como: el cúrcuma y la grana cochinilla. 

Julia y Renata realizan un viaje nostálgico a nuestras raíces mexicanas y a la conexión milenaria de tejidos y palabras. 

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas