Moda

La respuesta está en los estampados

Los estampados nunca han perdido vigencia, pero esta temporada Crucero 2017 los encontramos con más fuerza y espíritu lúdico. Indiscretos y casi invasivos, su presencia en las pasarelas no nos deja dudas: estos son buenos tiempos para la excentricidad.
Reading time 3 minutes

Todo comunica. La moda comunica. Tenemos que ver cada colección que se presenta como si se tratara de un libro. Y en esos libros cada look es una página. Y en cada página hay muchas ideas escritas, no con letras, pero con texturas, con cortes, con colores, con aplicaciones. Hay, como en la literatura, obras cuyo mensaje es más evidente que en otras. Poemas que consideramos «más fáciles de leer». Esos, los más claros y obvios, por calificarlos de algún modo, podríamos compararlos —en esta breve analogía— con las prendas estampadas.

 

Aún en la lectura tradicional, añadir un gráfico nos ayuda a comprender mejor un mensaje, a reforzar —en este caso— lo que las formas ya están intentando decirnos. Como si se tratara del escudo de un estandarte, el estampado nos cuenta una historia, sirve como método de identificación y como una indicación de pertenencia, de una concordancia entre las ideas del que diseña y del que porta. La tradición del estampado, por ser ornamento y un medio de comunicación eficaz, es popular en el vestido prácticamente desde la invención de este. Los famosos prints, que vemos muy a la moda hoy, son en realidad una técnica que nos ha acompañado desde el principio de los tiempos y que nos ha ayudado a organizarnos y distinguirnos entre familias, tribus, religiones y nacionalidades, entre otras categorías. En su reporte Estampado Textil, la organización comercial Cotton Incorporated hace un recuento rápido de los orígenes y evolución del tema: «El origen del estampado es difícil de determinar. Sin embargo, sabemos que algunas de las primeras civilizaciones desarrollaron varias técnicas para estampar color y diseño en prendas. […] En Egipto, registros de los años 23 a 79 d. C. describen una técnica en cera similar al batik. También usaron diseños con tintas grabadas en cilindros de madera para estampar telas alrededor del 400 d. C. En Europa, las primeras evidencias del estampado textil se encontraron en un bloque de madera descubierto en Francia que data de finales del siglo XIV. La familia Thuchdruckers (estampadores textiles) fue bien conocida en Alemania alrededor de 1440. En Estados Unidos, se practicó con bloques de madera en Massachusetts, Nueva Jersey y Pensilvania por los años 1770. Un tremendo descubrimiento ocurrió en 1783, cuando el escocés James Bell inventó un rodillo grabado para estampar».

Como si se tratara del escudo de un estandarte, el estampado nos cuenta una historia, sirve como método de identificación y como una indicación de pertenencia, de una concordancia entre las ideas del que diseña y del que porta.

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas