Moda

Tres alternativas de materiales textiles para adaptarse a lo nuevo

Ha llegado el momento de considerar otros tejidos amigables con el planeta, sin dejar atrás la practicidad.
Reading time 5 minutes
Imagen de L'Officiel París. Cortesía Éditions Jalou.

Uno de los conceptos más importantes en la teoría de la evolución es la adaptación: la capacidad de cualquier ser vivo de cambiar procesos o comportamientos para vivir en un nuevo entorno.

Hoy, cuando la crisis climática es más real cada día, es necesario cuestionar los sistemas que hasta ahora hemos utilizado y adaptarnos a un nuevo estilo de vida. Para la moda, una de las industrias de gran impacto ambiental, evolucionar tendrá que ver con cambiar desde la materia prima.

1618847979499271 shutterstock 42676519 copia
Imagen cortesía de Shutterstock.

Hoy, nuestra canasta textil básica está polarizada entre algodón y poliéster, sobre todo el segundo. Casi el 70% de la ropa que usamos hoy está hecha a base de este polímero. Con frecuencia pensamos en estos dos materiales como antagónicos, y los comparamos para decidir cuál es el mejor o el más sostenible, una pelea en la cual ninguno tiene ventaja.

Por un lado, el algodón es un tejido muy respirable y de origen natural, pero su consumo de agua es alto y la erosión que genera en el suelo es irreversible; por el otro, el poliéster es un tejido resistente y genera piezas de larga duración, pero es un producto derivado del petróleo y un textil que desprende miles de fibras plásticas al ser lavado. Es por eso que la discusión de la sustentabilidad en los textiles no debería ser sobre cuál de estos dos nos genera menos culpa, sino adaptarnos a nuevas alternativas que no nos hagan decidir sacrificar ciertos recursos por conservar otros.

1618848789026887 sarah dorweiler 9z1krifpbtm unsplash copia
Imagen cortesía de Unsplash.

La mezclilla, uno de los textiles más utilizados es el mundo, es un material tradicionalmente hecho de algodón y eso, en su momento, convirtió a los pantalones hechos de este material en una de las prendas más prácticas: lo suficientemente gruesos para proteger a la piel, y lo suficientemente porosos y de fibras naturales para dejar que esta respire.

Considerando que la mezclilla también era teñida con tintes naturales como el índigo, este material podía ser totalmente compostable y de fácil degradación, pero la demanda de producción por volumen y la tendencia hacia estilos más ceñidos al cuerpo y con terminados deslavados, redujeron la calidad del tejido, obligaron a mezclarla con elastano para añadir elasticidad, y orillaron a teñirla con tintes sintéticos que, para su procesamiento se requieren químicos como cianuro. Estos materiales hacen que la mezclilla que tenemos hoy no sea biodegradable

1618847809162976 lofficiel mexico tejidos sustentables stella maccrtney
Imagen cortesía de Stella McCartney.

Con este problema en mente la diseñadora británica Stella McCartney (quien ha encabezado la innovación textil en los últimos años) creó una alternativa junto a la empresa italiana Candiani. Este nuevo textil está tejido con fibras de algodón orgánico que rodean a otro hilo hecho de fibra elástica de origen natural, por lo que el resultado son jeans elásticos que pueden ser completamente biodegradables. 

Otra solución que se ha popularizado es el aprovechamiento de materiales de desperdicio de otras industrias, y ha generado alternativas al uso de pieles animales. Esta industria ha estado por años en la mira de activistas animalistas, pero también en activistas en derechos humanos, por la toxicidad del proceso para curtir y teñir la piel. Si bien en apariencia es un problema ético, el consumo desmesurado hace que esta sea una industria insostenible a largo plazo. 

1618847819826004 smc s20 phase2 hero btl 300dpi 20 copia
Imagen cortesía de Stella McCartney.

La solución que creó la empresa italiana Vegea, es un material de textura suave pero con la rigidez para utilizarse en bolsos o zapatos, hecho a base del orujo de la uva, un subproducto de desperdicio en la industria vinícola. De acuerdo con datos de Vegea, la producción de 10 litros de vino genera 2.5 kilos de desperdicio, y esta cantidad puede producir un metro cuadrado de cuero. Este material recibió en 2019 un premio de la fundación H&M, cuyo objetivo es llevar a la empresa sueca a utilizar al 100% materiales sustentables en 2030, por lo que seguramente lo tiene en la mira para sus colecciones. 

Otro desarrollo que ha sido muy premiado y que incluso recibió la mentoría de Stella McCartney son las lentejuelas de Elissa Brunato. Por años, estas pequeñas piezas decorativas se han fabricado a base de petróleo y se tiñen con químicos tóxicos. Inevitablemente estas se desprenden fácilmente de la ropa y, aún sin afán de tirarlas, terminan generando basura. 

1618847833759024 lofficiel mexico tejidos sostenibles elissa brunato
Imagen cortesía de Elissa Brunato.

Después de una larga trayectoria haciendo bordados para colecciones ready-to-wear y alta costura, la diseñadora Elissa Brunato desarrolló un nuevo tipo de lentejuelas a partir de la celulosa que produce la madera, una sustancia cristalina capaz de reflejar la luz formando un efecto similar al brillo y color de los escarabajos. Estas piezas bioridescentes guardan la misma proporción que las lentejuelas tradicionales y además son totalmente compostables.

Si bien tomará varios años para que estos desarrollos lleguen a marcas medias y de consumo masivo, es necesario romper el círculo vicioso con el poliéster y el algodón, y comenzar a considerar otros materiales que puedan degradarse fácilmente, que reutilicen desperdicios, que no conlleven procesos contaminantes, pero que sigan siendo prácticos para nuestro estilo de vida. La evolución no comenzará solo conversando sobre nuevas soluciones, sino adaptándonos a ellas

Tags

moda-sustentable

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas