Man

Kris Van Assche: “Nos atrae todo aquello que no somos”

por Baptiste Piégay, France
06.07.2017
Por 10 años ha sido el director creativo de Dior Homme. Nos encontramos con él para platicar sobre su tiempo en la maison.

¿Recuerdas cómo te sentías la noche previa a tu primer desfile para Dior Homme?

Kris Van Assche: Ya había hecho desfiles para mi marca, por lo que estaba familiarizado con esa emoción y nerviosismo. Mi primer desfile fue emocionante porque me sentí apoyado por mi equipo mientras escuchaba a toda la gente del otro lado, esperando a que empezara el desfile… Llegué a una marca que Hedi Slimane dejó en la cúspide. Mis opciones eran: hacer lo mismo y que me acusaran de plagio, o hacer algo completamente diferente con el riesgo de desilusionar a la gente que no quería un cambio en Dior.


 

¿Qué recuerdos tienes de tu época de estudiante?

¡Los mejores! Crecí en una ciudad cerca de Amberes, cuando llegué a Royal Academy of Fine Arts a los 18 años, sentí que era libre. Estaba rodeado de alumnos que eran stylists, escultores, pintores, fotógrafos, diseñadores gráficos. Convivir con ellos me abrió los ojos al mundo. Pasé grandes momentos, ¡mis compañeros eran Tim Coppens, Haider Ackermann y Bernhard Willhelm!


 

¿ Sientes que eres parte de una generación de verdaderos creadores?

No estoy seguro. Después de los “Antwerp six” (el grupo de diseñadores que pusieron en el mapa a la Royal Academy of Fine Arts) sólo soy otro diseñador belga.


 

¿A qué diseñadores admiras?

Cuando tenía 13 años, estaba obsesionado con Mugler y Gaultier. Después descubrí todo lo que estaba sucediendo en Amberes y me sentí identificado con la estética. Creo que Ann Demeulemeester, Martin Margiela, Rei Kawakubo y Yamamoto me marcaron.

 

¿Buscaste crear un estilo opuesto al de la década de los 80?

No. Todo el color de los 80 me hizo soñar. Creo que siempre nos atrae todo aquello que no somos.


 

¿Cómo describirías tu evolución?

Para ganar una medalla en los Juegos Olímpicos tienes que entrenar todos los días. En la moda es igual. Es una industria muy intensa. No me tomo nada a la ligera, incluso cuando es un universo que permite libertad.

 

http-%2F%2Fhypebeast.com%2Fimage%2F2017%2F04%2Fkris-van-assche-dior-homme-tokyo-2017-4.jpg

¿Cuál es tu metodología?

Me encargo de dar dirección artística. Nunca he pensado que trabajo solo. Es algo que sería tonto pretender y sobre todo, imposible. Tengo un pequeño grupo de colaboradores. Digamos que yo enciendo la “maquina creativa” y el estudio me ayuda a dirigirla. Por otro lado está el taller. Con ellos puedo hablar de volúmen, del cuello que quiero en una chamarra, cómo quiero que se vea una manga, etc. Para mi un boceto es siempre un borrador que sirve como base para negociar con ellos. Siempre trabajo con cierta continuidad, eso me ha dado una base que permite que cada colección que hagamos juntos se haga cada vez mejor. Cada colección trae consigo novedad, mi preocupación más grande es que sea consistente. Hemos aprendido a improvisar, a ajustarnos y a trabajar como un verdadero equipo.

 

"Para ganar una medalla en los Juegos Olímpicos tienes que entrenar todos los días. En la moda es igual. Es una industria muy intensa. No me tomo nada a la ligera, incluso cuando es un universo que permite libertad". 

 

 

¿Tomas en cuenta la influencia de las redes sociales en la industria?

Tengo una relación amor-odio con ellas. Cuando era joven, tener acceso a todo lo que sucedía en la moda era complicado, tenías que buscarlo: esperar esa revista o ir a cierta galería. Hoy pasa lo contrario, nosotros mismos nos podemos educar sobre un tema. Lo que me sorprende es que la sociedad en la que vivimos base su vida en una pequeña foto cuadrada. Me parece muy cruel y carece de profundidad. Yo no trabajo en una colección por seis meses para que la gente la entienda de manera inmediata.

 

¿Cuál es el momento correcto para la moda? ¿El de la paciencia o el instantáneo?

Creo que debemos olvidar esa idea de que todos —y todo—  somos lo mismo. Ahora hay una mezcla entre el streetwear, sportswear, fast fashion y lujo… Es necesario establecer qué es lo que nos distingue, lo que nos caracteriza. Por ejemplo, yo no podría hacer fast fashion. Los requerimientos de manufactura y la calidad son diferentes a mi trabajo. Cuando busco innovar, ya sea en técnicas de bordado, telas, etc; significa que hay un periodo de prueba detrás que puede ser largo y que es necesario que sea así para que el producto final sea de calidad.

 

¿Existen piezas de las cuáles te sientas orgulloso?

Respecto a esta colección (otoño 2017), me gusta la forma en la que la inspiración de la nueva escena, las referencias románticas y los años 80 se encuentran con los elementos deportivos de la colección. Me gusta jugar con varias influencias. Así he trabajado toda mi carrera… ¡y no cabe en un cuadro de Instagram! [risas].


 

¿Cómo te relacionas con las campañas publicitarias y en la selección del casting?

Siempre creo moodboards y trabajo con los fotógrafos. Cada campaña tiene que ser un equilibrio entre la moda y la cultura pop. Por eso hemos tenido a ASAP Rocky o a Boy George. Queríamos personajes que tuvieran libertad de expresión y libertad de identidad. Cada campaña es una celebración a lo que ellos representan.


 

¿Crees que la moda sustenta un discurso social?

Si, lo creo firmemente. También creo que no debe ser demasiado político. Es un hecho que la cultura juega un papel importante en la moda, más ahora que vivimos momentos de exclusión de grupos. La moda une y nos recuerda que no debe haber diferencias.

 

¿Consideras que la moda para hombres tiene más códigos?

Si, pero creo que es algo que le gusta a los hombres, tener ciertos códigos, ciertas reglas. Lo maravilloso es jugar con ellas y presentarlas de otra manera, para mi es liberador.



 

dior.com

Imagen Hypebeast.

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas