Man

¿Conoces Moscot?

Una verdadera institución del Lower East Side, Moscot es el punto de referencia para una óptica efectiva.
Reading time 2 minutes

Dominada por los grandes expertos del sector, la industria de los lentes se divide entre grandes multinacionales y pequeños fabricantes con un volumen de producción muy confidencial. Sin embargo, entre estos dos extremos, quedan algunas historias de éxito familiar. Y Moscot es sin duda el más interesante de ellos. Fundada en 1915 por Hyman Moscot, recién llegado a Nueva York desde Minsk, la casa toma la forma de una tienda de reventa de monturas en Orchard Street. Algunas generaciones más tarde, la compañía, que ha permanecido 100% bajo el control de la familia Moscot permanece en el East Manhattan. ¿La razón? Una pasión por la óptica, por el séptimo arte y la cultura. Los valores de la casa Moscot los han hecho perdurar en el tiempo a pesar de una coyuntura a veces complicada. No olvidemos que en los Estados Unidos, como le gusta señalar a Harvey Moscot, el actual CEO y nieto de Hyman, "la óptica es ante todo una herramienta médica y no un accesorio de moda".

/

Si bien la marca elogia una elegancia atemporal, bien pensada y bien fabricada, Moscot también puede presumir de haber conquistado, entre los primeros, una clientela de los estetas. Alrededor de la mítica dirección del Lower East Side, en el momento de la apertura, gravitaban los nombres más grandes de la escena artística bohemia de Nueva York. Así, poco a poco, el entusiasta de los lentes de Orchard Street, tiene una clientela de alto nivel que comparte su vida entre la alfombra roja de Broadway y Hollywood Boulevard de Los Ángeles. Hoy en día, son muchos los que han elegido la marca para vestir sus caras. Desde Johnny Depp en la vida cotidiana, Justin Theroux en Mulholland Drive, el gran Jeff Goldblum o hasta James Franco.

Aunque está centrado en el estilo y no en la tendencia, Moscot no ha escapado del recurso de la colaboración. Después de haber unido fuerzas con BLK DNM, la casa redefine la estética óptica del sello Tibi de Nueva York. Y ahora se abre a la industria de la moda de manera controlada y saludable, gracias a Zack Moscot, el hijo de Harvey, la quinta generación de la familia, quien busca transmitir la pasión, amor por el trabajo y herencia para vestir los ojos de todos. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas