Joyería

Hermès y su interpretación del movimiento punk

por Hervé Dewintre, France
26.06.2017
Entre la anarquía y la Alta Costura el espíritu punk establece su manifiesto en una línea de joyería que se presentará en la famosa tienda insignia de la maison Hermès.
hbs-hermes-chaine-dancre-punk-10.jpg

París, 11 de Junio de 1977. Loulou de la Falaise, musa centelleante de la galaxia de Yves Saint Laurent, celebra su matrimonio con Thadée Klossowski, hijo del pintor Balthus. Pierre Bergé e Yves Saint Laurent, organizan la fiesta de esta joven pareja. En el corazón de Bois de Boulogne, canoas con gardenias blancas adornan el pasaje que guía a los invitados hacia la recepción. 300 personas están invitadas, aunque al final llegan alrededor de 500. El grupo de Karl Lagerfeld, y todo el París de la escena de arte sabe que esta boda se volverá una referencia de estilo.

 

Loulou estará de acuerdo cuando lea lo que  Alicia Drake escribió en el libro Beautiful People: “Fue la primera vez que vi en París esa mezcla de edades, clases sociales y un revoltijo de personalidades. Todos estaban emocionados de conocerse. Había punks deseando conocer a gente “chic”. Y no hace falta decir que esa “gente chic” también tenía deseo de dejarse cegar por ese sol negro que representaba ese grupo”.

 

Un año antes, en el verano de 1976, el movimiento Punk surgió en Gran Bretaña. No es necesario contar la historia que ya conocemos: los primeros en encarnar el movimiento fueron los Sex Pistols, Malcolm McLaren como su maquiavélico iniciador, Vivienne Westwood que encargada de establecer outfits que se convertirían en la nueva forma de vestir. Únicamente nos quedaremos con los símbolos del movimiento: seguros o “pins” utilizados como joyería, piercings y reinterpretación de prendas.

 

Cuando el movimiento invadió París en 1977, sus características cambiaron un poco. Si el punk sigue las utopías que se establecieron en el año 68 con los ideales de los “baba-cool” quienes nueve años antes, soñaron con una sociedad igualitaria, mediante una subversión visual llena de ira y libertad, en París aunque compartían el entusiasmo y la provocación, la vestimenta era lo más interesante, sobre todo el gusto por los seguros o safety pins.  

 

 

La rebeldía es esencial para la creación

 

La exposición “Punk: Chaos to Couture” que presentó el Costume Institute del Metropolitan Museum de Nueva York en 2014, nos recordó que la naturaleza de este movimiento continúa hasta nuestros días. Cada temporada, la fantasía punk se rehúsa a dejar las pasarelas, el mundo del lujo y la inspiración de los diseñadores de joyas. Ejemplos hay muchos: el collar diseñado por Emily Minchella para la marca As29 con seguros cubiertos de diamantes, cadenas con puntas hechas por Messika, el clavo de Cartier, el piercing de Repossi. Pero es la colaboración de Hermès la protagonista de este año. La pieza Anchor Chain creada en 1938 para decorar las bolsas de la casa, fue reinterpretado en una colección que hace un homenaje al movimiento punk y que se presentará hasta el 29 de julio, en el número 24 de la calle Faubourg Saint-Honoré en París. El resultado son joyas que brillan como una promesa pero también como un recordatorio de que un poco de rebeldía es indispensable para la sociedad. Sin ella no hay futuro.

 

hbs-hermes-chaine-dancre-punk-3.jpg
Capture d’écran 2017-06-18 à 17.32.18.png
Capture d’écran 2017-06-18 à 17.33.32.png
Capture d’écran 2017-06-18 à 17.33.19.png
Capture d’écran 2017-06-18 à 17.32.32.png

Imágenes cortesía Hermès.

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas