Food

Verano en el Mediterráneo

Elegimos los vinos que, por sus notas de cata, lograrán transportarnos a la época estival en el mar más amado de Europa.
Reading time 4 minutes
@thenoisetier / Cortesía

«Cerca del mar porque yo... nací en el Mediterráneo», afirmaba Joan Manuel Serrat en la conocidísima canción que lleva por título el nombre de este mar «interior» tan querido. Sus profundas aguas han presenciado batallas y conquistas a lo largo de la historia de la humanidad. Fue testigo de la evolución de varias civilizaciones antiguas como los egipcios, los fenicios, hebreos, griegos, cartagineses y romanos. Este mar es la suma de todas esas culturas.

Para conocerlo mejor y viajar hasta él seleccionamos cuatro etiquetas de vino que, gracias a sus notas de cata, conseguirán hacernos sentir parte de su historia. Además, de la relación entre el vino y Mallorca - una de las islas Baleares del Mediterráneo - ya existe constancia desde los siglos VII y VI a. C. debido a la multitud de vasos y otros recipientes de barro encontrados que eran empleados para la comercialización de este elixir dentro del Mar Mediterráneo.

 

BLA BLA 2018
Uvas: Prensal Blanc, Callet y Giro Ros – VT Mallorca

«El verano invita a largas conversaciones en una terraza, en la alberca, disfrutando de una buena compañía; este vino del proyecto Terra de Falanis nos traslada a los veranos en el Mediterráneo. En nariz es muy aromático y con notas frutales, ligeramente cítricas, en boca es fresco y muy agradable», afirma Sandra Buch, sommelier de Cavas del Mundo.

Maridaje: Ideal para quesos tipo brie, camembert; mariscos, almejas al vino blanco.


QUIBIA 2017
Uvas: Callet, Prensal Blanc y Giro Ros – VT Mallorca

Un blanco con mucho cuerpo. «Miquel Ángel Cerdà crea en 1994 la Bodega Ánima Negra con dos vinos tintos y un blanco con base de uva Callet, una uva tinta que vinifica en blanco para este vino, aportando gran estructura y complejidad; además los cuatro meses sobre lías le dan una cremosidad y sedosidad muy agradable en boca», explica Sandra.
En nariz encontramos notas de nardo, flores blancas y piña. En boca es muy cremoso, untuoso, pero a la vez fresco; ideal para trasladarse a las noches de verano en Mallorca si cerramos los ojos y dejamos volar la imaginación.

Maridaje: mejillones, mariscos en general, lechón, ceviche, tiradito de atún, carpaccio de salmón o atún, pescados.

TUTUMBA
Uvas: Macabeu, Xarel.lo, Parellada – DO Conca Barberà

«Los cavas siempre nos dan sensación de festejo y alegría; el verano es perfecto para disfrutar y degustar burbujas con nuestros seres queridos. Tutumba es el Cava de Terra de Falanis, un reserva de 22 meses de crianza, fresco, con una burbuja muy bien integrada y chispeante», precisa Sandra.
En nariz hallamos notas cremosas, ligeramente cítricas, con un toque de mantequilla. En boca es fresco a la vez que ácido y con una permanencia larga.

Maridaje: ideal para tomar como aperitivo, ya sea croquetas, paella, fideuá, pero también pescado, mariscos y ostiones.


MUAC 2016
Uvas: Callet, Mantonegro, Cabernet Sauvignon – VT Mallorca

«Terra de Falanis nace el año 2009 de la mano del enólogo Miquel Ángel Cerdà con una línea de vinos que transmiten la esencia del Mediterráneo a través de zonas diferentes. Con 9 meses en barrica de roble francés y americano, Muac es un vino para enamorar, para romancear tomando una copa de vino bajo la luna de una noche de verano», detalla la sommelier.
Con aromas de cassis, lavanda, lila, notas de hierbas aromáticas como romero y tomillo, el Mediterráneo está presente desde la nariz. En boca encontramos un tanino muy redondo, sedoso, con una acidez muy bien integrada y un largo retrogusto.

Maridaje: provolone, parmesano; pollo rostizado, carnes frías, croquetas de jamón, pasta a la boloñesa.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas