Belleza

Resplandor

Uno de los perfumes emblema de Lancôme se reinventa por dentro y por fuera. Esta vez, su más novedosa versión se llama La Vie est Belle L’Éclat.
Reading time 3 minutes

Fotografía David Franco

Si se habla de elegancia y simplicidad, el perfume La Vie est Belle encabeza la lista haciendo honor a la frase menos es más.

Originalmente lanzado en 2012, su fórmula se compone de 63 elementos (una cantidad moderada, considerando que en el ámbito de la perfumería, el promedio ronda cerca de los 100). Detrás de esta creación, se encuentran los perfumistas Anne Flipo y Dominique Ropion, dúo al que también se adjudican la creación de la más reciente versión: La Vie est Belle L’Éclat. «Todo comenzó hace dos años, cuando Lancôme, nos pidió traducir en un nuevo eau de parfum la frase: aquella felicidad que irradia uno mismo a otros, como un destello de luz reflejado hacia el infinito», recuerda Dominique en entrevista.

Como si fuera la secuela de la primera edición, donde la nota de fondo es el iris acompañado de toques cítricos, la versión L’Éclat, en cambio, fue creada alrededor de grandes dosis de flor de azahar o flor de naranjo; un ingrediente clásico de la perfumería. «Creamos la continuación de una historia olfativa, solo que en esta ocasión la trama es más brillante, suave y carnal, con acentos casi adictivos que vienen acompañados de jazmín Sambac y esencia de bergamota», como la describe Anne.

 

"Lo percibes en el brillo de los ojos, en la vibración de una sonrisa. Algo que los franceses llaman L'Éclat."

 

Al igual que una pieza de arte, el frasco de cristal cortado que resguarda este nuevo perfume tiene el respaldo de la casa vidriera Maison Pochet y el sello de Catherine Krunas, artista francesa a quien se encomendó de nueva cuenta el diseño de la botella. «Las 221 facetas que revisten de destellos el envase aluden a la felicidad suprema. Un sentimiento que compagina a la perfección con el jugo del perfume La Vie est Belle L’Éclat», comentan los perfumistas. «De carácter irreverente, preciso y sensual, debíamos crear un objeto que diera continuidad a la primera botella, pero que, al mismo tiempo, fuera totalmente nuevo», cuenta Krunas sobre el diseño. A partir de esa idea, Catherine esculpió el envase. «El reto primordial era dar con el punto de encuentro entre el rediseño de la botella y la nueva historia que quería contar el perfume, aun más radiante y cautivante», dice la diseñadora. Fotografiada por Josh Ollins, la actriz Julia Roberts personifica la campaña; además ha sido imagen exclusiva desde el lanzamiento de la primera versión. En esta ocasión, porta una pieza exclusiva del diseñador Alexandre Vauthier.

El 1 de septiembre saldrá a la venta esta versión inédita.

@Lancome

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas