Belleza

Renovación: la identidad de los perfumes Loewe

Una nueva imagen para los perfumes de la firma madrileña; toma inspiración de la naturaleza y la piel, para reinterpretar el arte de las fotografías de Karl Blossfeldt.

Intimidad, pureza, belleza y asombro. Características que Arno Rafael Minkkinen —fotógrafo al frente de la campaña—, utiliza para describir sus retratos durante el rebranding de los perfumes Loewe. "Considero que las imágenes más poderosas en la historia de la fotografía, son las que podemos ver sin estar en su presencia"— comenta el artista finlandés. Con más de 40 años del lanzamiento de la primer fragancia de Loewe; la nueva campaña se enfoca en la expresión orgánica de cuerpos desnudos interactuando con los diferentes perfumes en la playa de Tenerife, España. Todo en blanco y negro. 

Esta inspiración se basa en las imágenes botánicas de Karl Blossfeldt, cargadas de texturas y contrastes, que marcan una línea creativa para los futuros artistas que colaboren en la renovación de imagen de los perfumes Loewe. Tal como lo hace Minkkinen, en esta ocasión, a través de su fotografía.

¿Su objetivo? Mostrar la vulnerabilidad y transparencia de las condiciones humanas. Alegría, fuerza, amor, tranquilidad, y toda sensación que provocan, a la vez, estas icónicas fragancias de la casa. 

 

"El desnudo se convierte en una especie de línea metafórica que nos permite vernos a nosotros mismos como parte de un propósito y orden mayor" — Arno Rafael Minkkinen.

En el descubrimiento de este artístico mensaje, tuvimos la oportunidad de hablar con Juan Pedro Abeniacar—Director de LVMH de pefumes y cosméticos para España y Portugal— y así, comprender el imaginario que envuelve esta campaña y el nuevo camino que recorrerá la firma. 

Son 20 años los que Abeniacar ha trabajado con la casa española, durante los cuales, ha vivido muchos cambios y transformaciones. En esta ocasión, la firma tiene grandes expectativas de esta nueva visión. "El mundo de la comunicación ha cambiado de una manera tan importante como que, hasta ahora, nuestro cliente era una persona anónima [...] dentro de cinco años, tendremos un diálogo personalizado con cada uno de nuestros consumidores".— nos comenta. Con la tecnología en auge, la marca está buscando nuevas maneras de dirigirse a su público, y tener una relación bidireccional; personal y cercana. "Vamos a poder crear cosas que estarán en sintonía con la pulsión más íntima de cada individuo".

Y aunque lograr este acercamiento, no será tarea sencilla; la firma está convencida de que el futuro de sus productos está ligado enteramente al consumidor. 

Hoy estamos frente a un cambio importante de una emblemática marca de lujo por excelencia. La comunicación íntima y transparente no es el único objetivo, sino lograr una relación directa y sensorial con cada uno de nosotros. Un acercamiento que entre en contacto con las emociones más profundas del ser humano para producir la más fina creación.

Imágenes cortesía Loewe

 

*

 

perfumesloewe.com

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas