Belleza

¿Nuestros productos de belleza pronto vendrán sin agua?

El agua que usamos para fabricar los productos de belleza, podría ser cosa del pasado.
Reading time 5 minutes

La lealtad a las tendencias de belleza es ... débil, en el mejor de los casos. Tan efímeras en su naturaleza, las tendencias luchan por mantener nuestra atención por mucho tiempo, pero se abandonan rápidamente para la siguiente gran tendencia. Y eso está bien, pero existe la posibilidad de que lo mejor para la belleza también sea lo mejor para el ambiente.

Los productos de belleza sin agua aparecieron por primera vez hace un par de años como la última oferta del nexo de cuidado de la piel y Corea, como una forma de ofrecer los ingredientes en su forma más pura. Aunque originalmente no se concibió como una solución ecológica, desde entonces ha demostrado ser un producto multiuso.

Los consumidores más conscientes han considerado el agua como un lujo desde hace tiempo, debido a que "es el último recurso no renovable", explica Anna Marie Solowij, cofundadora de la tienda de belleza en línea BeautyMART. Y eso no solo se aplica a la cantidad de agua que se utiliza para hacer los productos, pero en la cantidad de agua que contienen los productos.

Como resultado, las marcas de belleza con conciencia ecológica y ética, han impulsado a lanzar alternativas secas a los productos que originalmente contienen o requieren agua. Notablemente, Aveda lanzó un acondicionador en seco para su gama más vendida: Shampure; después de que los datos mostraron que si te tardas tres minutos menos en bañarte y acondicionas tu pelo después, se ahorrarán seis galones de agua por día (una regadera promedio usa dos galones por minuto). Eso equivale a dos billones de galones por día si todos los habitantes de Estados Unidos participaran; lo cual, sin duda, sería masivo.

Además, el empaque también juega un papel en la conservación del agua. "La fabricación de botellas de plástico utiliza una gran cantidad de agua, pero si es un producto en seco, es posible que no sea necesario empacarlo en plástico; quizás podría ser en papel, que es más fácil de reciclar (y el reciclaje de papel utiliza menos agua que el reciclaje de plástico) ", afirma Solowij.

Y resulta que lo mismo aplica para el cuidado de la piel y del cuerpo. Pero para muchos, este hábito es difícil de romper. "Nos hemos acostumbrado a la sensación de limpieza que nos da la regadera, pero, en realidad, no hay necesidad de utilizar agua para estar limpios", explica Solowij. Tomará un tiempo acostumbrarse, pero marcas como DryBath han creado un gel que elimina olores y mata bacterias, para limpiar el cuerpo sin usar una gota de agua. Y aun mejor, hay algunos productos que incluso pueden ofrecer mejores resultados sin agua.

"Las cremas hidratantes pueden ser creadas fácilmente con poca o hasta sin agua", explica Sarah Lee, cofundadora y directora ejecutiva del sitio de belleza coreano Glow Recipe. "De hecho, el agua no está relacionada directamente con qué tan hidratante es un producto y existen muchas otras alternativas que son incluso más hidratantes para la piel. Agregar ingredientes humectantes, como la savia de bambú y los extractos botánicos, pueden proporcionar tanto una textura ligera como hidratación que perdura", concluye.

Del mismo modo, la makeup artist coreana-estadounidense y fundadora de Mai Couture Cosmetics, Mai Tran, comentó: "Agregar altos porcentajes de agua a los productos diluye los ingredientes, esto significa que los activos pueden no ser tan efectivos". La mayoría de los productos de skincare contienen un promedio de 70% de agua, lo que no deja mucho espacio para los ingredientes que realmente marcan la diferencia. Este fue, en parte, el motivo por el que Tran creó sus innovadores papeles para el cuidado de la piel; hojas de papel altamente concentradas y cargadas de activos como Aceite de Rosa Mosqueta y Carbón de Bamboo, que se presionan sobre la piel para refrescarla.

Parecido a las hojas de papel de Tran, la mascarilla de la makeup artist Charlotte Tilbury, Instant Magic Facial Dry Sheet Mask, fue creada para aplicar ingredientes sin diluir directamente sobre la piel. "Las típicas sheets masks están compuestas principalmente de agua y glicerina que, en ocasiones, pueden sobresaturar la piel y albergar bacterias dañinas", explica Tilbury. "Al crear una mascarilla seca, los ingredientes activos como la vitamina BS, péptidos, aceites y bálsamos son capaces de penetrar a profundidad, alimentando la piel donde más se necesita".

Lo que es evidente es que los productos de belleza sin agua pueden ser tan efectivos como éticos. Renunciar a un recurso no renovable no significa que el producto vaya a ser malo, en realidad, en muchos casos es mejor... Esta podría ser una tendencia merecedora de toda nuestra atención.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas