Belleza

¡No olvides los pies!

Muchas veces los descuidamos y olvidamos darles el trato correcto. Al final de todo, con ellos vamos a todas partes...
Reading time 4 minutes

 

Le dedicamos toda nuestra energía al ritual facial y corporal, pero la mayoría de nosotras olvidamos completamente el cuidado de pies. Ya sea por flojera, falta de atención o de tiempo -porque ¿quién tiene tiempo (y dinero) para un pedicure cada dos semanas?- pero esta parte tan importante de nuestro cuerpo muchas veces es hecha a un lado.

Así que para eliminar esos pretextos, sigue estos consejos y pasos que le devolverán el resplandor, suavidad y salud a tus pies.

LAVA Y TALLA TUS PIES

Parece obvio, pero este es el primer consejo para mejorar la apariencia y salud de tus pies. Al meterte a bañar, talla tus pies con una esponja y jabón, sin olvidar tallar entre los dedos ya que ahí se acumulan bacterias que después se vuelven hongos.

HUMECTA

Aunque podría sonar contraproducente ya que las bacterias y hongos se forman por humedad en la zona; la crema ayuda a suavizar la formación de cayos o resequedades. Lo que puedes hacer es aplicar una crema pesada o body butter en la noche, solo evita aplicar entre los dedos. Después, ponte calcetines para dormir y al día siguiente tendrás pies extra suaves.

UTILIZA EL ZAPATO CORRECTO

Aunque los tacones hacen que cualquier outfit se vea increíble, la realidad es que le hacen mucho daño a nuestros pies y deberíamos limitar su uso a ocasiones especiales.

Otro punto importante es el material con el que están hechos. Los tenis son lo mejor para el día a día ya que soportan el arco y permiten que el pie respire y no retenga humedad. Si vas a usar otro tipo de zapato, busca materiales que dejen al pie transpirar y no sean totalmente planos.

También es esencial conocer tu talla real de zapato ya que uno demasiado chico, apretará al pie y causará uñas enterradas y callos; mientras que uno demasiado grande podrá causar pie plano y lastimar tu tobillo por falta de soporte.

DILE ADIÓS AL MAL OLOR

Para las personas que sufren de sudor excesivo, probablemente también sufren de mal olor en los pies. No es motivo de vergüenza, solo se trata de hacer lo correcto para mejorar la situación:

 

  • Traer un par de calcetines para cambiarlos a mitad del día y evitar la formación de las bacterias que promueven el mal olor.
  • Usar talco o desodorante de pies para mantenerlos secos por el mayor tiempo posible.
  • Lava y limpia los zapatos continuamente, y tíralos cuando ya no tengan remedio. 

CORTA LAS UÑAS CORRECTAMENTE

Sí, hay una manera de evitar el terrible dolor de una uña enterrada. Cortar las uñas en forma cuadrada es la mejor forma de mantener sanos los pies. El cortar en forma redonda hace que la uña crezca dispareja y se entierre.

Si prefieres las esquinas curvas, utiliza una lima después de cortarlas en cuadrado.

PEDI EN CASA

No necesitas ir a un salón cada 15 días para disfrutar de un apapacho a tus pies. Las herramientas adecuadas te ayudarán a lograrlo tú misma.

Necesitas:

  • Lima para pies
  • Cortaúñas
  • Exfoliante corporal
  • Bowl grande
  • Palito para cutícula

 

Llena el bowl con agua tibia y agrega un poco de sal de epsom o aceite de coco para mejorar la sensación y suavizar tus pies. Después de esperar 10 o 15 minutos, toma el palito de cutícula y suavemente empújala para limpiar la zona sin removerla completamente. Ya que uña está suave, córtala en cuadrado. Con la lima, talla los talones y plantas del pie para eliminar callos que se hayan formado. Por último, exfolia los pies para eliminar las células muertas y darte un rico masaje. Enjuaga y aplica crema humectante para finalizar.

Imagen Garance Doré

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas