La solución a la resequedad - L'Officiel
Belleza

La solución a la resequedad

Conocidos como "dry patches", pueden salir a cualquier edad y tipo de piel.
Reading time 4 minutes

Si alguna vez has notado una pequeña «marca» que se siente rugosa, está agrietada, da comezón y es de un color rojo... ¡Bienvenida al clan! Es un dry patch. No te aflijas, le puede salir a cualquier persona en cualquier parte del cuerpo sin importar la edad o tipo de piel. 

¿Qué son?

Estas resequedades son exactamente eso: áreas excesivamente secas. Aunque podrías pensar lo contrario,  no importa si tienes la piel más grasa de todas, puedes sufrir de esta condición en la piel. 

¿Por qué salen?

Normalmente, se  manifiestan durante el invierno o épocas de sol extremo. La piel, al estar en constante contacto con el aire helado o el calor, se deshidrata y pierde los aceites esenciales que ayudan a mantenerla hidratada. Es por eso que se deben tener dos rutinas de skincare, en otoño/invierno y primavera/verano; por los cambios de necesidades en la piel.

Es posible que también tu rutina tenga algo que ver con todo esto. Aquí una lista de cosas que no debes hacer:

  • Sobre-exfoliar la piel. Aunque una exfoliación es necesaria para eliminar acumulación de sebo, células muertas o suciedad; cuando tienes un dry patch es mejor dejar la zona libre de agresiones que al final resulten contraproducentes.
  • Utilizar el limpiador incorrecto en el rostro. Por si no sabías, un limpiador debe ser adecuado para tu tipo de piel y necesidades para no lastimarla o secarla. Normalmente los productos llevan en su etiqueta para qué tipo de piel están dirigidos, busca el que se adecúe mejor a ti o uno libre de fragancias que sea muy suave. 
  • Bañarte con agua muy caliente y por mucho tiempo. Con el mismo principio que el rostro, el agua muy caliente (aunque se sienta deli) reseca bastante la piel y los jabones de baño tienen la función de eliminar cualquier suciedad pero también eliminan los aceites naturales del cuerpo. Es por eso que la piel se siente tirante; por lo tanto, es más propensa a presentar resequedades.
  • No hidratar tu piel. Seas el tipo de piel que seas, necesitas un hidratante a diario; sí o sí. Puedes buscar el que mejor se adapte contigo pero necesitas mantener un nivel óptimo de hidratación para minorizar la posible aparición de un dry patch.
  • Ojo, la piel con eczema presenta estas marcas por la misma lesión. Es importante visitar al dermatólogo si observas una cantidad excesiva de resequedades.

¿Cómo tratarlas?

Además de prevenirlas con los tips de arriba, si ya tienes algunas resequedades, se pueden tratar para que se desvanezcan más rápido. Aquí va, lo que sí debes hacer:

  • Exfolia la piel pero no abuses de esta acción. Házlo dos veces por semana para limpiar el área y que los hidratantes penetren mejor. También, cuando salgas de bañarte, no te talles con la toalla, seca la piel con pequeños golpecitos mejor. 
  • Utiliza una crema hidratante pesada con ceramidas, sin fragancia y para piel sensible. Aplícala directamente en la zona inmediatamente después de bañarte; cuando la piel aun está un poco mojada porque este es el mejor momento de absorción. También, aplícala antes de dormir.
  • Suprime el uso de retinoles o medicamentos para el acné ya que es posible que estén secando de más tu piel. 
  • Toma mucha agua. La lógica aplica a este punto...
  • Aplica un mist con aloe vera durante el día para calmar el área y humectar. 
  • Recuerda que si las molestias persisten, acudir al dermatólogo siempre será la mejor opción.

 

Imagen Garance Doré

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas