La verdadera forma de aplicar una base de maquillaje - L'Officiel
Belleza

La verdadera forma de aplicar una base de maquillaje

Lo has hecho mal todo este tiempo.
Reading time 4 minutes
Fotografía Glossier

Si te gusta el maquillaje, seguro eres adicta a ver tutoriales e imágenes acerca de las mejores formas de aplicar sombras, combinar looks totales, correctores, etc. Pero lo que tenemos que entender, es que esos vídeos utilizan demasiado producto (para que se vea bien bajo las luces) y son muy cargados como para utilizar todos los días. 

Claro, para todo hay gustos y preferencias, pero hay que recordar que lo primordial para la piel es cuidarla. Crear el lienzo ideal para después aplicar un toque de maquillaje en las partes del rostro que realmente lo necesiten. Y evitar tener una plasta que impida que los poros respiren. 

Aquí los mejores tips para lograr que la piel se vea como piel. 

1. Elige el tono correcto

Bastante obvio, pero elegir el color correcto para ti es esencial para lograr ese look natural y uniforme. 

Todas hemos visto a esa persona que tiene el cuello de un tono diferente al rostro. Esta fue una mala decisión al momento de elegir el tono de la base. Para evitarlo, pruébala en tu cuello o justo en la mandíbula. Recuerda que el objetivo es lograr un tono uniforme con el resto de cuerpo. 

2. Elige la textura ideal

Cada tipo de piel tiene necesidades distintas. Una piel seca necesita elementos hidratantes con acabados más bien satinados o "glowy" ya que una base muy mate puede provocar que la resequedad se note aun más. Las pieles mixtas y grasas se benefician de las fórmulas mate y libres de aceites para mantener el rostro libre de brillo. 

Lo importante es que encuentres una base que se dirija a las necesidades de tu tipo de piel, para evitar resaltar la problemática de tu rostro en vez de su belleza. 

3. Aplica un primer

Un primer siempre será una gran opción para ayudar a prolongar la duración del maquillaje. Además, si tu piel es en extremo seca o en extremo grasa, puedes conseguir primers específicamente creados para hidratar la piel o mantenerla libre de brillo. 

4. Elige tu herramienta para aplicar

Una esponja dará una cobertura muy natural. De igual manera, el utilizar tus dedos dará un poco más de cobertura pero se seguirá viendo muy natural. 

Las brochas darán una cobertura mayor, aunque también depende de la cantidad de producto que utlices. 

5. Momento de aplicar

Para que la piel se vea como piel, la base de maquillaje no se aplica en todo el rostro. Sorpresivo, ¿no? 

La mejor forma de lograr el look natural y al mismo tiempo cubrir imperecciones es aplicar la base de maquillaje en el centro del rostro. Debajo de los ojos, las mejillas, alrededor de la boca, los laterales de la nariz y la parte central de la frente. Evita cubrir la nariz completa, deja libre la parte central de la misma para lograr un efecto como si no trajeras base de maquillaje. 

IMPORTANTE: Si sufres de acné severo, seguramente pensarás que esta técnica no es para ti, porque lo único que quieres es esconder la problemática de tu piel. Pero el cubrirla todo el tiempo, todos los días, hará aun más grave tu problema. Acércate a un dermatólogo para tratar y mejorar la calidad de tu piel; si quisieras una cobertura, existen muchas cremas y filtros solares con color que protegerán tu rostro y unificarán su tono.

6. Sella con polvo

El polvo traslúcido o de color ayuda a sellar la base en su lugar, evitando que se mueva durante el día. También ayuda neutralizar el exceso de brillo o dar un poco de "glow" dependiendo del polvo que elijas. Una vez más, asegúrate de elegir el acabado que mejor te convenga. 

Puedes reaplicar este polvo durante el día para un pequeño retoque de tu maquillaje total. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas