Don't mix - L'Officiel
Belleza

Don't mix

¿Sabes qué productos de belleza no se deben combinar nunca?
Reading time 5 minutes

Cuando hablamos de skincare -no se sé a ustedes- pero a mí me encanta probarlo todo. En parte porque es mi trabajo, y en parte porque amo encontrar los mejores productos que realmente funcionan.

El problema es que al empezar a probar nuevas fórmulas, es importante saber que existen algunas "reglas" de ingredientes que nunca se deben combinar. De lo contrario, le estaremos haciendo más daño a nuestra piel que todo lo bueno que podría dar el producto.

Watch out...

Vitamina C + Retinol 

La vitamina C es ideal para combatir los radicales libres, devolver luminosidad a la piel y mejorar el tono facial. Por otro lado, el retinol ayuda a combatir signos de la edad y aclarar manchas en la piel. Ambos son excelente productos, pero debe utilizarse en diferentes días. 

El retinol está formulado en un nivel de PH medio, alrededor de 5.5-6; mientras que la vitamina C en un nivel de PH bajo, alrededor de 3.5 o menos. Esto significa que el poder de ambos de neutralizaría; volviendo a estos dos grandes productos, inservibles. 

Alfa y Beta Hidroxiácidos + Vitamina C

Mejor conocidos como AHA (alfa hidroxiácido) y BHA (beta hidroxiácido). Los AHA normalmente están conformados por ácido láctico, cítrico y glicólico. Mientras que los BHA son comúnmente los ácidos salicílicos. 

Estos ingredientes son ideales para exfoliar la piel, eliminando células muertas para mejorar la renovación celular. También ayudan a reducir el tamaño de los poros, hidratan y mejoran la textura. 

Debido a que la vitamina C y los AHA/BHA están formulados en un nivel de PH bajo; esto provoca irritación en la piel por la cantidad de ácido encontrada en ambos productos. Aunque existe la posibilidad de combinar vitamina C con ácido salicílico (BHA) en casos de piel muy grasa; pero en estos casos es mejor que un dermatólogo lo decida.

Retinol + AHA/BHA

Creo que ya está quedando más claro cuáles son las fórmulas con las que hay que tener especial atención. 

Como ya sabemos, el retinol es una fuerte herramienta para disminuir los signos de la edad, tratar el acné y mejorar el proceso de renovación celular. Básicamente, acelerar la exfoliación natural que ocurre en la piel. 

Así que combinar dos productos dirigidos a la exfoliación, es una mala idea. De hacerlo, la piel se puede resecar, se irrita, hay rojez y se vuelve más sensible. 

Peróxido de benzoílo + Vitamina C

Comúnmente lo encontrarás en productos para tratar el acné como spot treatments o limpiadores. El peróxido de benzoílo elimina las bacterias que producen acné y tiene la capacidad de penetrar los granitos para tratarlos desde adentro. 

Al combinarse con la vitamina C, el peróxido de benzoílo acelera la oxidación de esta vitamina, volviéndola ineficiente. 

Ácido Glicólico + Ácido Salicílico

Un tipo de AHA y un tipo de BHA. Específicamente, el ácido glicólico actúa como exfoliante; siendo el más pequeño de tamaño entre los AHA, llega a capas más profundas de la piel. De igual manera, el ácido salicílico hace una exfoliación mientras se adentra en los poros para calmar la grasa natural y limpiar los poros. 

Por lo tanto, esta combinación provoca una gran irritación en el cutis; al remover en exceso los aceites naturales de la piel. 

Exfoliantes + Cepillos Sónicos

Puede parecer lógico, pero el utilizar estos dos productos al mismo tiempo provoca una sobre-exfoliación. Por un lado, los ingredientes del exfoliante remueven las células muertas y el exceso de grasa. Mientras que los cepillos limpiadores (Foreo, Clarisonic, etc.) están diseñados para también remover las células muertas y limpiar los poros obstruidos. 

Es mejor utilizar uno a la vez.

Es importante conocer las fórmulas que no se deben combinar para realmente proteger nuestra piel y no dañarla. Aunque pueda parecer confuso, mi recomendación es que si utilizas Vitamina C, Retinol, AHA/BHA o Peróxido de Benzoílo, mejor alterna el uso entre cada uno. Puedes utilizar vitamina C un día y al día siguiente un retinol; o dependiendo del producto que estés usando. De esta manera aseguras la salud de tu piel. Y siempre, SIEMPRE utiliza un filtro solar para proteger el rostro; especialmente cuando utlizas alguno de estos ingredientes. 

Recuerda visitar al dermatólogo para cualquier prescripción de estos compuestos por sus altas concentraciones. 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas