Belleza

At-Home Spa

por Paulina Trujano
23.01.2018
Y todo lo que necesitas, lo encuentras en tu cocina (o en tu baño).

Qué vida sería poder visitar un spa cada fin de semana y consentir tu cuerpo de pies a cabeza sin preocupación alguna... Pero si eres como yo y el soñar con esa idea es lo único que alcanza, entonces es momento de volverte creativa. 

Todos necesitamos un escape, un momento para estar solo y disfrutar lo que más te gusta. Este sentido de desconectarse es lo que permite tener ideas frescas después, para empezar con el pie derecho un nuevo día. Ya sea con nuestro hobby favorito, viendo esa película que siempre te pone de buen humor, haciendo ejercicio o dándote un largo baño; los momentos para ti son 100% necesarios. Y el sentimiento después de realizarlo, a veces es aun mejor. 

Así que, aunque es maravillosa la sensación de ser atendido, puedes recrear ese sentimiento en la comodidad de tu casa, utilizando remedios caseros: sencillos, rápidos y muy efectivos. 

Get started...

Aparta entre dos o tres horas en las que nadie te moleste y deja tu celular en la parte más lejana de tu casa. Para realmente lograr una relajación y un momento tuyo, necesitas mantener los distractores al mínimo. Pon música relajante (una lista de Spotify), prende algunas velas aromáticas y controla la luz para crear el efecto deseado. 

 

EXFOLIA TU CUERPO

Lo que necesitas: 

  • 1 taza de azúcar morena
  • 1 taza de avena cruda
  • 1 taza de aceite de oliva

Combina los tres productos en un recipiente y aplica generosamente en todo tu cuerpo. Permite un par de minutos a que haga efecto y después enjuaga en la regadera. Esto eliminará las células muertas de la piel y la preparará para absorber los siguientes productos. 

PREPARA LA TINA CON SALES DE BAÑO

Lo que necesitas: 

  • 2 tazas de Sal de Epsom o Sulfato de Magnesio
  • 25ml de aceite esencial de lavanda (para uso personal) 
  • 25ml de aceite de girasol o de semilla de uva. 
  • Un par de gotas de colorante para comida (opcional)

En una bolsa Ziploc, combina las sales con los aceites y agrega las gotas de colorante morado. Cierra la bolsa y con tus manos revuelve los ingredientes para lograr que se combinen. Vacía en un contenedor de vidrio y tus sales de baño están listas para usarse. Recuerda mover las sales antes de cada uso ya que los aceites tienden a quedarse en el fondo. 

El aceite de lavanda ayuda a reducir la inflamación, tratar el acné, mejorar la circulación sanguínea y aliviar dolor. Además, el aroma es sumamente relajante y ayuda a mejorar el sueño. 

 

 

MASCARILLA CAPILAR

Después de haber descansado un rato en la tina mientras lees tu revista favorita (L'Officiel, duh); puedes aplicar mascarillas 15 minutos antes de salir. 

Lo que necesitas: 

  • 1/2 taza de yogurt
  • 1 cucharadita de vinagre de sidra de manzana
  • 1 cucharadita de miel

Combina los tres ingredientes en un recipientes y aplica al pelo desde la raíz, a las puntas. Espera 15 minutos para enjuagar con agua caliente y lavar con shampoo. 

Las propiedades del yogurt ayudan al cuero cabelludo y al pelo a mantener una hidratación correcta en cualquier tipo de pelo y eliminan el exceso de sebo en el cabello graso.  

MASCARILLA FACIAL

Lo que necesitas: 

  • 1/2 taza de agua caliente
  • 1/3 taza de avena cruda
  • 2 cucharaditas de yogurt
  • 2 cucharaditas de miel
  • La clara de un huevo

Mezcla en un recipiente el agua caliente con la avena y déjalos reposar por tres minutos hasta que se asienten. Después agrega el resto de los ingredientes y revuelve. Aplica una capa delgada a tu cara y espera 15 minutos para removerla con agua caliente.

Esta mascarilla te ayudará a lucir un rostro más despierto y con un brillo desde adentro. Hidratación, suavidad y pureza es lo que obtendrás después de 15 minutos. 

QUICK SHOWER

Para eliminar el resto de sales y aceites; además de las mascarillas, toma una ducha rápida en la regadera y recuerda lavar tu pelo y tu cuerpo. 

BODY BUTTER

Lo que necesitas:

  • 1 taza de aceite de coco virgen (en estado sólido)
  • 1 cucharadita de aceite de vitamina E
  • Unas gotas de aceite de sándalo para hidratación extra

Coloca todos los ingredientes en un bowl para mezclar. Con una batidora, revuelve durante 6-7 minutos hasta lograr una suave consistencia similar a una crema batida- no realices la mezcla en una licuadora porque tiende a calentar los ingredientes y el aceite de coco se necesita sólido-. Vacía el resultado en un contenedor de vidrio y aplica libremente en todo tu cuerpo.

El aceite de coco es bien conocido por sus propiedades hidratantes, la piel quedará suave y con brillo sano, además de que mejorará la elasticidad de la piel gracias a la vitamina E. 

REFRESCA Y CIERRA LOS POROS

Por último, después de aplicar tu body butter y ponerte la pijama, puedes hacer un rápido tratamiento facial antes de aplicar tu rutina de noche. 

Lo que necesitas:

  • Bowl (lo suficientemente grande para meter tu cara)
  • Agua mineral
  • Muchos hielos

Llena el bowl a la mitad con agua mineral y agrega los hielos. Agarra tu pelo en una cola de caballo y sumerge tu cara en el bowl durante el tiempo que toleres, con los ojos cerrados. Listo, seca suavemente tu cara con una toalla.

Este rápido facial te ayudará a cerrar los poros además de limpiar y purificarlos desde el interior. Puedes realizar este tipo de facial una vez a la semana. 

Compártelo

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas