VITRINA - L'Officiel
Arte y Cultura

VITRINA

Platicamos con Francisco Pardo y Julio Amezcua sobre Vitrina, un proyecto que crearon con el fin de generar interesantes intersecciones entre distintas disciplinas creativas.
Reading time 5 minutes

¿Cómo surge Vitrina?

Francisco: Es un espacio dentro de un edificio de los años 50 que se encuentra en la colonia Juárez. Un proyecto que compramos y remodelamos. Nos gusta pensar en la idea de las vitrinas de las tiendas departamentales del modernismo, donde la gente esperaba ansiosamente la próxima tendencia, diseño o moda. En esas vitrinas se presentaba lo que venía, no tanto lo que se vendía.

 

¿Existe algún tipo de selección en cuanto al tipo de propuesta que se presentan en Vitrina?

Julio: Pancho y yo hemos sido socios hace 18 como arquitectos y decidimos que Vitrina debería ser un formato libre, donde no sigamos ninguna regla. Buscamos oportunidades con base en nuestros gustos e intereses.

 

¿Cómo es el proceso de selección de los participantes?

Francisco: es un espacio para el diseño. Un punto medio entre tienda de diseño y galería de arte. Tenemos un grupo de amigos que nos ayudan en discutir la selección y se han vuelto aliados para que esto sea divertido. Queremos mostrar diseño, no solamente mexicano, sino buen diseño.

 

La primera colaboración se llevó a cabo entre La Metropolitana, despacho de interiorismo, branding y producción de mobiliario y Serpentine, línea de joyería. ¿Qué fue lo más satisfactorio de este primer encuentro?

Francisco: Tanto Sofía Ordaz (Serpentine) como Mauricio, Alejandro y Rodrigo (La Metropolitana) fueron entusiastas con la idea. Invitamos a Ana Elena Mallet a curar ese proyecto. ¡Lo mejor de todo es colaborar con colegas y gente que admiramos!

 

/

La primera colaboración se llevó a cabo entre La Metropolitana, despacho de interiorismo, branding y producción de mobiliario y Serpentine, línea de joyería. ¿Qué fue lo más satisfactorio de este primer encuentro?

Francisco: Tanto Sofía Ordaz (Serpentine) como Mauricio, Alejandro y Rodrigo (La Metropolitana) fueron entusiastas con la idea. Invitamos a Ana Elena Mallet a curar ese proyecto. ¡Lo mejor de todo es colaborar con colegas y gente que admiramos!

 

¿Cuánto tiempo toma montar una exposición así?

Francisco: La idea surge con dos o tres meses antes de montarla. El montaje depende de la colaboración como tal y montamos en un par de días.

 

¿Qué otros proyectos se han presentado en este lugar?

Francisco: La muestra de Petra Blaisse dentro de Mextrópoli o durante Fashion Week, la plataforma Momoroom presentó el trabajo de Sanchez Kane.

 

¿De dónde surgen los recursos para este tipo de colaboraciones?

Julio: Vitrina es financiada por Amezcua y Francisco Pardo Arquitectos, nuestras oficinas de arquitectura, es un hobby. El local es nuestro, lo cual permite que el artista o diseñador gane, después nosotros. Y sobre todo que la ciudad experimente un nuevo espacio.

/

¿Las piezas que se presentan en Vitrina están a la venta?

Julio: En la mayoría de los casos, sí. Hay ediciones en las que no.

 

¿Cuál consideran que es la función de los objetos en nuestra vida?

Francisco: Todo, todo, todo es diseño. Tienen un sentido y un uso. Son hermosos.

Julio: los objetos son elementos autobiográficos, te definen completamente.

 

¿Cuál es el reto más grande que enfrenta este tipo de proyectos?

Francisco: La parte económica y estar al pendiente de todo lo que se necesita para llevar a cabo una edición. Tenemos una lista importante de colaboraciones fuera de México que nos gustaría presentar en Vitrina.

Julio: ¡Que la gente compre!


El día de hoy se inaugura la más reciente colaboración de Vitrina. Entre el diseñador Guillermo Vargas de 1/8 Takamura y el diseñador industrial Héctor Esrawe.

 

 

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas