Arte y Cultura

Entrevista: Stefan Sagmeister

Entrevistamos al diseñador austriaco, Stefan Sagmeister, co-fundador de The Beauty Project Mexico.
Reading time 7 minutes

The Beauty Project, es una iniciativa para intervenir espacios públicos con el propósito de celebrar la belleza y demostrar que esta tiene un impacto social positivo. Las primeras obras de este proyecto ya se pueden ver en la CDMX y llevan la autoría de artistas internacionales como Retna, Olivia Steele y AEC Interesni Kaz. 

¿Por qué iniciaste el proyecto en México?

La mayoría de las cosas buenas que he visto en la Ciudad de México se hicieron en los últimos cinco años. Las personas que hicieron estas cosas están vivas, puedo hablar con ellas y ser influenciado por ellas. Eso supera a ciudades como Roma, donde todo lo bueno fue hecho por personas que ya están muertas.

 

¿Cómo elegiste a los artistas para este proyecto?

Decidimos empezar rápido, así que las primeras comisiones fueron creadas a partir de un grupo de gente que mi equipo y yo apreciamos.

 

¿Por qué elegiste artistas internacionales para México?

Esto cambiará. Nuestro deseo es comisionar artistas mexicanos. Los artistas son extranjeros pero queremos que traten temas cercanos al corazón mexicano.

¿Cómo ayuda la belleza a la ciudad al proyecto?

Actualmente hay numerosos estudios de casos en Tirana (Albania) y Filadelfia (Estados Unidos) que muestran que la belleza puede reducir las tasas de criminalidad y, en el caso de Tirana, incluso aumentar los ingresos fiscales.

Los ciudadanos estuvieron más dispuestos a pagar sus impuestos ya que tenían la impresión de que el gobierno finalmente estaba haciendo algo.

 

¿Qué quieres provocar en el espectador?

Esto no tiene que ser sobre la provocación. Se trata de disfrutar de un ambiente más acogedor. La gran mayoría de todo lo que es feo en nuestro mundo no ha sido creado para ser feo, existe porque a alguien no le importa. A nosotros nos importa.

¿Hacía dónde va el proyecto?

Abriremos la primera exposición llamada "The Beauty Show" en Viena en el otoño de 2018. Esperamos que podamos traerlo a la Ciudad de México.

 

Si pudieras elegir a alguien en el mundo para colaborar en The Beauty Project, ¿quién sería?

Los arquitectos Herzog y DeMeuron, el artista James Turrell, el artista digital Nobumichi Asai y el arquitecto Philip Beesley.

 

¿Cuál sería tu espacio o lugar ideal para exhibir alguna de las piezas?

El Museo de Antropología o el MUNAL serían espacios bastante grandes para la exposición. Vamos a inaugurar la exposición en el MAK Viena, que es un magnífico edificio del siglo XIX.

Según el manifiesto de The Beauty Project, "A lo largo de los siglos XX y XXI la belleza ha obtenido una mala reputación". ¿Cuál es tu opinión acerca de esto?

Creo que la falla es una falta general de consideración por la belleza. La mayoría de las profesiones centradas en el diseño, ya sea arquitectura, producto o diseño digital, no toman la belleza muy en serio. Muchos profesionales lo consideran superfluo y se concentran en la función. Creo firmemente que el único objetivo de la funcionalidad a menudo conduce a un trabajo que no funciona en absoluto. Los proyectos de vivienda pública de los años 50 y 60 son un ejemplo primordial: el objetivo era albergar a tantas personas lo más eficientemente posible, resultando en proyectos inadecuados para ser habitados y que necesitaron ser demolidos 20 años después.

Mi viejo amigo y mentor Tibor Kalman, solía decir: "No tengo nada en contra de la belleza, simplemente no lo encuentro tan interesante". Solía estar de acuerdo con él pero cambié de opinión. Creo que la belleza puede ser un medio fantástico de comunicación. Y puede ayudar a que una pieza se vuelva emotiva y conmovedora.

¿Por qué la belleza es importante para ti?

Cuando yo era un joven diseñador creía que todo se trataba de la idea y que la forma y el estilo eran secundarios. Conozco a muchos jóvenes diseñadores que dicen lo mismo. Después de hacer esto durante 30 años, creo firmemente que está mal. Los atributos formales, incluyendo la belleza, son absolutamente centrales cuando se trata de producir cualquier cosa que debe funcionar bien.

Fui a una conferencia de diseño en el Centro de Convenciones de Memphis y en ese entonces fumaba, así pasé mucho tiempo afuera. Recuerdo mirar alrededor detenidamente sin poder ver algo donde sintiera que la belleza había desempeñado algún tipo de papel en la decisión de por qué estaba allí. Todo el lugar era completa y decididamente utilitario. No utilitario en el sentido de que la forma es igual a la función. Más bien, siento que fue algo así "¿Cómo podemos hacer esto de la forma más barata y rápida?" Y la razón por la que tuvo tal impacto en mi fue porque yo venía de una conferencia en Lisboa que se llevó a cabo en un castillo que mira sobre la ciudad. Es un castillo medieval, por lo que era un edificio militar pero cada chapa de la puerta de ese castillo estaba cubierto de patrones y estaba diseñado para la belleza. Me pareció tan extraño ¿qué nos pasó? ¿por qué haríamos esto como especie? Es extraño.

¿Hay reglas para que algo sea considerado hermoso? Si es así, ¿cuáles son y cuáles son las tuyas?

Hay ciertas composiciones que se consideran más hermosas que otras, y también ciertos colores. La mayoría de la gente en todo el mundo, hombres y mujeres, prefieren el azul.

 

¿Puedes compartir con nosotros algo que te parece hermoso?

Recientemente fui a ver un concierto en la nueva Elbphilharmonie de Hamburgo por los arquitectos Herzog y DeMeuron. Fue hermoso.

Fotografía cortesía.

1. Olivia Steele. "Todo Lo Que Puedes Imaginar Es Real", 2017. Neon, 10.5 x .66 m.

2. Retna. "Escaleras al Sol", 2017. Acírilico sobre pared. 70 x 6.7 m. 

3. AEC Interesni Kazki. "Icarus", 2017. Acrílico sobre pared. 23 x 18 m.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas