Pedro Reyes en Lisson Gallery de Nueva York - L'Officiel
Arte y Cultura

Pedro Reyes en Lisson Gallery de Nueva York

Del 28 de febrero al 15 de abril el artista mexicano Pedro Reyes presenta su primera exposición en la galería Lisson de Nueva York.
Reading time 7 minutes

En la muestra "A menudo piensas que estás pensando cuando no lo estás, y frecuentemente esto ocurre cuando no estás dibujando" (“Oftentimes you think you are thinking when you are not and often this happens when you are not drawing”), una serie de esculturas creadas con piedra volcánica conviven con dibujos que tapizan los muros del recinto, algunos de los cuales retoman a algunos personajes que han influenciado la carrera del mexicano, como el matemático colombiano Antanas Mockus o la arquitecta Lina Bo Bardi. Platicamos con el artista sobre este proyecto.

¿Cómo concebiste esta exposición?
Para mí, todo proceso empieza con una compra compulsiva de libros. Estar en las librerías de segunda mano es una especie de meditación en donde ocurren una plétora de serendipities. Para hacer estas esculturas y dibujos absorbí monografías de más de 200 artistas, y al revisar su obra me dio una gran satisfacción ver que muchos han oscilado entre la figuración y la abstracción sin ser fieles a algún estilo. Estoy en contra del branding o del estilo; cada año busco hacer algo que nunca había hecho antes, ya sea trabajar en un medio distinto o con ideas o temas nuevos.

 

¿Cuánto tiempo te tomó realizar este proyecto?
Fue un proceso rápido; básicamente noviembre, diciembre y enero, y quería tapizar las paredes de la galería con dibujos de gran formato. Hice trescientos dibujos en tres meses, para lo cual tenía que producir cerca de 10 dibujos diarios. No todos eran buenos y al final decidí mostrar solo 160.

¿Y con las esculturas?
Fueron alrededor de seis meses. En mi taller en Coyoacán trabajé con un grupo de artesanos que tallan piedra. La escultura siempre ha sido un trabajo colectivo. Los talleres del renacimiento o de Egipto o de Tenochtitlán se parecen en el sentido de que hay siempre diferentes personas trabajando en una pieza; de todas formas, mi proceso era muy íntimo siempre, entrándole yo mismo con el cincel o el disco para conseguir exactamente la forma que deseaba.

 

La muestra se llama “A menudo piensas que estás pensando cuando no lo estás, y frecuentemente esto ocurre cuando no estás dibujando, ¿a qué hace referencia esa frase?
Muchos dibujos fueron paralelos a la producción de las esculturas y por eso pienso mucho en una frase que leí una vez en los escritos del arquitecto Louis Kahn que dice “algunas veces piensas que piensas y en realidad no estás pensando; eso frecuentemente ocurre cuando no estás dibujando”. Esto quiere decir que cuando dibujas inevitablemente queda un registro de tu proceso mental, no hay que confiar en la memoria, hay que dejar una marca en el papel.

 

Los dibujos son fundamentales en la exposición, ¿por qué te interesó este soporte?
Aprendí a dibujar de niño gracias a mi papá que era ingeniero químico y me puso ejercicios de dibujo ingenieril, así que desde muy chico comencé a usar dibujo isométrico y axonométrico.

« Para mí, todo proceso empieza con una compra compulsiva de libros. Estar en las librerías de segunda mano es una especie de meditación en donde ocurren una plétora de serendipities ».

¿Te estaba preparando para ser artista?
No. Mi entrenamiento en dibujo nunca fue una forma de “autoexpresión”, por el contrario, mi papá me calificaba el aspecto puramente técnico y me marcaba todos mis errores. Si bien, su objetivo nunca fue que yo me convirtiera en artista adquirí un muy buen entendimiento del espacio, y una revelación clave para mí que fue el saber que “si puedo dibujarlo, puedo construirlo.” Mi papá murió hace unos seis meses y eso contribuyó mucho a mi deseo de dibujar, fue una forma de conectar con él y procesar su muerte. De alguna forma esas lecciones de dibujo me dieron las llaves del mundo.

 

¿Qué otros temas te interesaba explorar con estas piezas?
Para mí, el tema de esta exposición es la importancia de poder hablar con los muertos, de poder conectar con la historia y de tener acceso a siglos de civilización y de producción artística.

 

¿De qué manera este tema se ve reflejado en la exposición?
En la técnica, por ejemplo. Al tallar directamente en piedra, de la misma forma que hacían los pueblos prehispánicos o los griegos, o incluso antes, en Mesopotamia, y al dibujar en carboncillo que es algo no muy distinto a cuando un cavernícola cogió un pedazo de carbón quemado y empezó a trazar figuras en los muros de una cueva, yo quería recuperar un espacio que no estuviera mediado por la tecnología y en donde no hubiera necesidad de explicar por medio de anécdotas o conceptos a la obra. Mi obra es muy diversa y el hecho de poder hacer una producción formal y clásica no cancela mis actividades políticas, es sencillamente otra faceta de mi trabajo. Tengo personalidad múltiple.

 

¿De dónde tomaste inspiración para las esculturas?, ¿cuál es tu relación e interés por los materiales que utilizaste para ellas?
Hace unos años intenté hacer algunas cosas con 3D printing, y fue una experiencia muy frustrante. Siento que es mucho más efectivo, más rápido, más económico, y más chingón trabajar en la talla directa. De este modo, hay muchísimas decisiones que puedes tomar sobre la marcha

 

¿Qué otras ventajas obtuviste de esta forma de trabajar?
Aquí hay una serie de descubrimientos fascinantes a los que no se hubieran llegado si no fuera por la batalla cuerpo a cuerpo con la piedra. Es lo mismo con el dibujo, hay un proceso de pensamiento instantáneo que solamente ocurre al coger el lápiz y trabajar sobre el papel. En una época en donde la automatización está causando un gran problema de desempleo mundial creo que es muy importante defender estas técnicas y evitar usar la tecnología. Siento que ahí es donde está la verdadera innovación… a lo que le llaman innovación hoy día es que un robot sustituya a 10 obreros, y yo quiero hacer lo opuesto: poner a una persona en donde ahora hay un robot.

“Oftentimes you think you are thinking when you are not and often this happens when you are not drawing”. Del 28 de febrero al 15 de abril. Galería Lisson de Nueva York, 504 W 24th Street.

Imagen principal  Pedro Reyes Maze, 2017

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas