L'Officiel Art

Michael Wang

El mundo ahogado
Reading time 2 minutes

El mecanismo del cambio climático puede ser reducido a una serie de transformaciones de distintos materiales: el aire se vuelve materia para vivir, y se vuelve aire otra vez.

La quema de combustibles fósiles revierte las transformaciones químicas de la fotosíntesis. Plantas, alga y la cianobacteria transforman el dióxido de carbono en la materia viva de sus organismos. El carbono, reconfigurado y recombinado, cambia lo gaseoso a sólido. A medida de que los restos físicos de los antiguos organismos fotosintéticos se queman, el carbono encerrado en ellos se transforma nuevamente en aire, y la energía capturada de un sol mas joven se libera.

"El mundo ahogado" (2018-) nombra una serie de trabajos que comprometen los orígenes orgánicos y las constantes consecuencias biológicas de la industrialización y el cambio climático.  Los trabajos se apropian de la materia vida y de las operaciones químicas de la fotosíntesis como medio artístico. Las ruinas encontradas de la infraestructura de combustibles fósiles y los omnipresentes efectos atmosféricos de las emisiones de carbono forman su sitio y contexto.

En First Forest (2018), un bosque ensamblado a partir de plantas estrechamente relacionadas con las del periodo Carbonífero crece desde las ruinas de gaseosos. Estas plantas una vez formaron vastas tierras pantanosas que se extendieron por todo el mundo- el primer bosque de la tierra. Durante milenios, sus restos enterrados se endurecieron para formar carbón. First Forest sugiere una especulación de un futuro climático. Al devolver carbono a la atmósfera, las condiciones climáticas del periodo Carbonífero podrían ser restauradas. Aquí, un bosque Carboífero  envuelve el carbón de todo el trabajo gaseoso, y un proceso de 300 millones de años completa el círculo.

Las fotografías que forman parte de la serie "Carbonífero" representan las formas fósiles de las plantas a partir de depósitos de carbón alrededor del mundo. Las imágenes ofrecen una visión the los bosques antiguos, que como el carbón, alimentarían la revolución industrial. Mientras que el material imaginario de la modernidad es dominado por materia inorgánica- acero, concreto y vidrio- estas fotografías, producidas en un idioma moderno, revelan el orígen orgánico escondido del mundo moderno.

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas