L'Officiel Art

15 años de Zona Maco

Zona Maco llega a su edición 15 y se consolida como la principal feria de arte en América Latina. Entrevistamos a su directora y fundadora, Zélika García.
Reading time 7 minutes

Un anillo con un diseño de Gabriel Orozco se asoma de uno de los dedos de Zélika García. Nos reunimos con ella en el restaurante del Hotel Habita de Polanco, donde tras la conferencia de prensa para dar a conocer los detalles y patrocinadores de la edición número 15, se muestra relajada. Aquella tranquilidad dista mucho del ajetreo que ocurría minutos antes, en el último piso del hotel, donde se tomaba el tiempo para contestar a todos los que se le acercaban y, frente a una grabadora, una cámara de televisión o la libreta de un reportero decía lo que había que decir: que estos eran los 15 años de la feria, que en esta ocasión tendría 170 expositores de 27 países, que el costo de entrada sería de 275 pesos y de 165 para estudiantes, que esperan recibir a más de 60 mil visitantes...

 

En México, cumplir 15 años es algo significativo. Cuando se le pregunta por la sensación que le deja llegar a este hito, de inmediato hace una precisión: “En realidad hice la primera hace 17 años, pero se llamaba Muestra. Esas dos ferias no las estamos contando”, dice con un acento regio y a continuación habla sobre el origen de Zona Maco: “No se me ocurrió de un día para otro. Del 91 al 98 hicieron en Guadalajara una feria que se llamaba Expoarte. Era algo muy importante y después la cerraron por temas administrativos. Nunca entendí por qué nadie hacía otra cosa así y decidí hacer una feria”.

 

“¿Cómo vas a hacer otra feria, si cerró Expoarte?”, era lo que la gente le respondía cuando les planteaba su proyecto. Sin embargo la persistencia ganó a la incredulidad de algunos: "Me tomó tres años juntar a 25 galerías y hacer la primera edición de Muestra, en Monterrey. No la iba a hacer con ocho galerías. Hicimos una segunda en la Ciudad de México un año después...”.

 

En 2004, rebautizó al proyecto como MACO (México Arte Contemporáneo) y realizó la  primera edición en Expo Reforma en la Ciudad de México. Cambios de nombres (FEMACO); de sedes (en una edición se realizó en un edificio en obra gris en Paseo de las Palmas); de socios (el abogado Enrique Rubio, hasta 2008); y de fechas (hasta 2014 se realizó en abril) constituyeron el camino de lo que hoy es Zona Maco, feria que se realiza anualmente cada febrero en el Centro Banamex de la Ciudad de México.

 

“A raíz de la feria creo, o por lo menos quiero pensar, que se hizo muchísima promoción del arte: más gente empezó a venir al país y a más gente de México le empezó a gustar el arte. Ese público fue creciendo y creció también la producción artística".

/

Con Zona Maco también llegaron los coleccionistas, tanto internacionales como locales, y se promovió el interés por el arte contemporáneo —a menudo percibido como frío y ajeno— entre un público que es cada vez más amplio, en gran medida debido a la amplia oferta que presenta: “Lo más padre es que gracias a que hemos hecho bien la feria de arte contemporáneo hemos podido hacer otras; tenemos Diseño que tiene ocho años y en septiembre hacemos Foto y Anticuario. Se me hace espectacular cumplir 15 años y promover más cosas, hace unos años en Zona Maco abrimos una sección dedicada al arte moderno y Zona Maco Sur. Son cosas que la gente te va pidiendo y te siembran la inquietud por hacer… así seguimos creciendo e invitando a más gente, trayendo a galerías jóvenes...”.

 

Hace 15 años, el panorama del arte contemporáneo era distinto en el país. En estos años, museos como el MUAC o el de la Fundación Jumex se establecieron y surgieron nuevas colecciones y galerías. “A raíz de la feria creo, o por lo menos quiero pensar, que se hizo muchísima promoción del arte: más gente empezó a venir al país y a más gente de México le empezó a gustar el arte. Ese público fue creciendo y creció también la producción artística. Eso hace que haya más galerías, que a su vez le venden a más personas y así pueden crecer. Eso al final significa que pueden representar a más artistas y que haya más gente involucrada en el arte".

 

Actualmente, Zona Maco recibe entre sus pasillos lo mismo a a coleccionistas tan destacados como Jorge Pérez (fundador del Pérez Art Museum de Miami), Jorge Vergara o Eugenio López, que a galerías internacionales como Gagosian, David Zwirner o Lisson. “Tenerlos en la feria fue algo que tomó mucho tiempo. No sé si hago bien o mal mi trabajo, pero nunca he tratado de convencer a una galería de que venga. Nos hemos enfocado mucho en hacer la feria muy bien, en invitar a los coleccionistas correctos, en promover el arte en México y han sido esas mismas galerías las que han convencido a otras a sumarse”, cuenta. “En muchas ferias me doy cuenta de que se les ruega a las galerías para que compren un stand. A mí nunca me vas a oír haciendo eso; siempre los invito a que vengan a ver y después ellos tomarán la decisión: si les gusta la feria, o no, si es su mercado, o no, si quieren participar, o no. Pienso que tienes que tener un super producto para que ellos quieran estar ahí. No al revés”.

 

Frente a esta nueva edición, Zélika tiene claro el principal reto: “Fomentar el coleccionismo local —aunque vengan las personas de todas partes del mundo—. Entre más gente visite Zona Maco cada año, habrá más interés el arte. Cuando se interesan en el arte ya no nada más van a Zona Maco: van a los museos, a las galerías locales, se informan durante el año y entonces en la siguiente feria compran más, o lo hacen de una forma más profesional. Y así esto va creciendo”.

 


 

Zona Maco del 7 al 11 de Febrero
Centro Citibanamex, Hall D
zsonamaco.com

 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas