Women

¿Quién fue la mujer mejor vestida del mundo?

por Mélody Thomas, France
31.07.2017
Resulta difícil referirse a alguien como “ícono de estilo” sin caer en el cliché. Sin embargo, sirva la frase para describir a la legendaria actriz Jeanne Moreau, protagonista de Jules y Jim, quien falleció hoy a los 89 años.

En sus últimos días se le vio poco en el cine. Sin embargo, aún queda por medir en retrospectiva lo que trajo a la actuación —oficio que puso en práctica a escondidas de sus padres— en sus días de mayor actividad. Convivió con personajes como el escritor Jean Cocteau y el director de teatro Jean Vilar, con quienes creó el Festival de Aviñón, el encuentro de artes escénicas más importante de Francia. En 1950 incursionó por primera vez en el cine. Ocho años más tarde, una escena del filme Ascenseur pour l'échafaud, del director Louis Malle, en la que camina a la par de la música de Miles Davis, le valió el elogio de la crítica y un lugar en el cine francés. Directores como Roger Vadim, Truffaut, Antonioni, Orson Welles, Jacques Demy, Buñuel, Fassbinder, André Téchiné, Elia Kazan se suman a la lista de quienes la convirtieron en leyenda. Su belleza hizo que actores y directores sucumbieran ante ella en la pantalla y en la vida real. “He seducido a muchos hombres. Pero, en verdad, lo que me interesaba era la inteligencia. Tener amantes por tener amantes es algo que no me interesó nunca”, dijo en 2012 a un periodista

jeanne_moreau.jpg
fallback-1280x720.jpg
elevator-to-the-gallows-orig-jeanne-moreau-jeanne-moreau-949624500.jpg
3136283.jpg
labaiedesanges63.jpg

Si se le conoce por el cine y la actuación toca hablar en este espacio de su relevancia en la moda. Una de sus relaciones más intensas, y probablemente la más incomprendida, fue la que sostuvo con Pierre Cardin uno de los diseñadores más emblemáticos de los 60 y abiertamente homosexual. Una relación amorosa que durará cinco años y que convertirá al diseñador en el preferido de la actriz, que dejó en el armario los conjuntos de Chanel que solía usar. "Desde la cinta Eva, durante quince películas y más de diez años, Jeanne eligió ropa de Cardin. Se decía que era su musa, su inspiración", escribió Jean Claude Moireau en la biografía Jeanne Moreaula rebelde.
 

tumblr_mw60r7QMhc1rf1jvro1_1280.jpg
00-lede-jeanne-moreau.jpg
Films_La-Baie-des-Anges_3_Downthestreetsofparis.jpg
jules-et-jim-1962-003-jeanne-moreau-walking-free-style-with-cigar-and-beret-00n-7xt.jpg
jeanne-moreau-0e424a69bbe3dfddee1f149417b8a39f-large-1071347.jpg

El gusto de la actriz al vestir fue tal que en Los Ángeles en 1966 recibió un "Oscar de la elegancia", que la reconocía como la mujer mejor vestida del mundo. Es imposible hablar de ella y la moda, sin esta anécdota: durante el Festival de Cine de Cannes de 1966 desfiló en un Rolls Royce negro y llevó un vestido blanco de Pierre Cardin. La revista France Roche apuntó que “en un día y medio llevó diez vestidos, catorce pares de zapatos, quince diademas y seis bolsas de distintos estilos".

Algo que puede sonar excesivo tal vez, pero ese deseo de hacer solo lo que quería era también un reflejo perfecto de su rebeldía. Una forma en la que la interpretación de su personaje público reflejaba la que era en privado. "Comprendía un vestido. Cuando se lo pone inmediatamente lo hace suyo. Eso es algo mucho más raro de lo que pensamos, incluso entre las actrices", declaró Cardin.

En un tiempo en el que era imposible separar el estilo de una actriz en la pantalla que fuera de ella, Moureau supo echar a andar varias revoluciones. El tweed usado en Jules y Jim dio vida a la moda de los 60, por ejemplo. A la par de su estilo y el cine, Jeanne Moreau será recordada también como la representante de una feminidad libre y seductora, siempre con un cigarrillo entre los labios.
 

 

Imágenes cortesía

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas