Pop culture

Studio 54 (o la prueba de que Nueva York era una fiesta)

Fue testigo de los mejores excesos de la ciudad que nunca duerme.