Moda

Sergio Rossi, el maestro del calzado

Sergio Rossi, el hombre que transformó el calzado en un objeto de culto, fallece en Italia.
Reading time 3 minutes

Sergio Rossi falleció ayer, el jueves 2 de abril, a la edad de 84 años por el coronavirus; y con él desaparece una pieza de Made in Italy. El maestro italiano de calzado forma parte de ese grupo de creadores, desde Baldinini hasta Casadei, desde Salvatore Ferragamo hasta Pollini, que hicieron que el arte del calzado italiano fuera un ícono en el mundo.

Después de aprender el arte del calzado de su padre, a los 14 años ya era todo un artesano experto, vendiendo sus sandalias hechas a mano en las playas de Romagna. El diseñador italiano comenzó a vender sus primeros modelos en las tiendas de Bolonia en 1966, antes de lanzar su propia marca homónima en 1968. Entre los modelos de calzado más famosos están la sandalia Opanca (lanzada en 1968) con una suela redonda y correas que envuelve el pie, y el más clásico, la bomba Godita. 

Durante los años 70, Gianni Versace invitó a Sergio Rossi a una colaboración que les cambió su trayectoria profesional a ambos diseñadores. Esta colaboración fue recibida con gran entusiasmo por el mundo de la moda: una reunión entre dos genios, uno del vestido y el otro del zapato. En la década de 1980, la marca estableció vínculos profundos con algunas de las principales casas de moda, diseñando zapatos para las colecciones de Dolce & Gabbana (de 1989 a 1999) y Azzedine Alaïa. Las numerosas campañas publicitarias contribuyeron a delinear mejor la imagen de la mujer, retratadas por el famoso fotógrafo Helmut Newton; con ángulos desde abajo para subrayar la verticalidad del cuerpo, insistiendo en la importancia del tacón (con no menos de siete centímetros de altura), para darle a la pierna su energía crucial y al cuerpo femenino una belleza única. En 1999, la marca Sergio Rossi fue vendida al grupo Gucci, y luego ambas marcas pasaron al grupo francés Kering de François Pinault. 

El CEO de la marca (desde 2016) Riccardo Sciutto dijo que el diseñador "amaba a las mujeres y fue capaz de capturar la feminidad de una mujer de una manera única. Nunca ha sido exagerado, siempre con buen gusto. Los zapatos siempre fueron útiles y nunca estuvo satisfecho hasta estar perfectos. No fueron simplemente accesorios para él... Una vez me dijo que quería crear la extensión perfecta de la pierna de una mujer". El mes pasado, Sergio Rossi realizó una donación de 100.000€ al hospital Sacco de Milán para ayudar a combatir el coronavirus.

/

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas