Moda

El primer lunes de mayo

La Met Gala no solo representa la historia de una época en la cultura sino también las idea creativas convertidas en algo tangible a través del color y los textiles.
Reading time 4 minutes

En el calendario de la moda, pocas fechas son tan importantes como el primer lunes de mayo y mientras el mundo espera ver celebridades caminando por las calles de Nueva York y flashes que se abalanzan sobre los vestidos que recorren la alfombra roja creemos que es importante tomar unos minutos para recordar un poco la historia de la Gala del Met y la importancia que tiene reforzando el papel de la moda en el arte.

La Gala del Met es un puente que establece una conexión entre la moda y el arte y demuestra de manera directa cómo uno afecta lo otro. El evento se realiza anualmente con la intención de recaudar fondos para el Costume Institute del Metropolitan Museum of Art y todas sus exposiciones sirven para ubicar la moda, antigua y nueva, en el contexto de la cultura contemporánea. Las exhibiciones pasadas han considerado periodos históricos, corrientes específicas como él punk e innovadores diseños como los de Paul Poiret, Alexander McQueen y Rei Kawakubo de Comme des Garçons.

En sus primeros años la Gala era una reunión de la sociedad de Nueva York y fue una creación de la leyenda de las relaciones públicas de la moda Eleanor Lambert, quien también fundó "Fashion Press Week" en 1943, la precursora de la Semana de la Moda de Nueva York. La fiesta como tal comenzó en 1948 y no tenía lugar en el Metropolitan Museum, los venues cambiaban e iban del Waldorf Astoria hasta Central Park y el Rainbow Room.

1557163912800455 descarga 1 1557163912888197 descarga
Diana Vreeland, fotografía izquierda por Bettmann vía Getty Images, fotografía derecha por Charles, New York Times Co. Getty Images.

La llegada de la editora de moda Diana Vreeland, como consultora especial en 1973, puso al evento en la mira del mundo y gracias a Theodore Rousseau, curador en jefe, y al director del museo, Thomas Hoving, Vreeland recibió el reinado libre para crear conciencia, y recaudar dinero. La editora comenzó con una gran retrospectiva del trabajo de Cristóbal Balenciaga: “The World of Balenciaga” y la apertura de la exposición convirtió la Gala en la joya de la ciudad que es hoy en día.

Antes de que Vreeland se uniera, las muestras de vestuario eran anticuadas y planas y carecían de un atractivo para aquellos que no se especializaban en el campo. La editora energizó la idea de las exhibiciones y prendas temáticas y reforzó la idea de que la moda era realmente una forma de arte con un impacto cultural real, digna de consumir en un contexto similar al de las obras de arte "tradicionales" como la escultura y la pintura.

1557164026986133 descarga 4
Andy Warhol y la Princesa Manni Sayn von Wittgenstein, Nueva York, 1985. Foto por Ron Galella, WireImage.

Debido a esto, el público fue invitado a pensar y experimentar la moda de una manera nueva. Ya no era una especialidad de un nicho; era un área de diseño vibrante y curiosa que la gente estaba emocionada de explorar. En lugar de solo una muestra de prendas históricas, Vreeland conectó los estilos con la moda contemporánea y el mundo moderno. Durante su mandato, la lista de celebridades aumentó y asistieron personalidades icónicas que iban desde Andy Warhol y Cher hasta Jacqueline Kennedy Onassis y la Princesa Diana.

Al ver el creciente y renovado interés de la Gala la recaudación de fondos aumentó y es gracias a ella que el Constume Institue puede financiarse, pues es el único departamento del museo que tiene que recaudar sus propios fondos.

1557164169113745 descarga 2
Cher, Nueva York, 1974. Foto por Ron Galella, WireImage.

Este año, los asistentes se inspirarán en “Camp: Notes on Fashion”  basado en el ensayo de 1964 de Susan Sontag, que describe un amor por lo antinatural, lo exagerado y lo artificial. Es una forma de vivir teatralmente en la vida cotidiana pero con la mayor sinceridad posible. La exposición incluirá obras icónicas, incluida la colección de muñecas de papel de Moschino, el vestido de cisne de Marjan Pejoski que lució Björk en 2001, y el autodeclarado "Little Black Dress" de Virgil Abloh.

Este evento no solo representa la historia de una época en la cultura sino las idea creativas convertidas en algo tangible a través del color y los textiles, en resumen, es la moda como una obra de arte.

1557163883019281 bianca jagger met ball 14933464451557163881591116 photo by tobi seftel corbis via getty images
1557163881587114 paloma picasso met ball 1493346640
Bianca Jagger, Andy Warhol y Paloma Picasso.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas