Moda

Lissome: moda consciente

por Eliza Helmerich, Germany
31.07.2017
Las palabras ropa y duradero difícilmente son compatibles en la historia de la moda sustentable. Una marca alemana prueba que es posible.

¿Cómo lograr que la moda sustentable tenga un lugar en la industria? La alemana Dörte Lange, tiene una propuesta. A través de su revista online, LISSOME, la directora de arte cura no solamente una selección de marcas éticas, sino que, comparado a otras revistas digitales, inspira el consumo de estas prendas a través de una atractiva narración visual.

 

¿Qué te motivó a empezar LISSOME?

Fundé LISSOME para contribuir a la formación de una nueva generación interesada en el diseño sustentable. Mi intención es cambiar la mala imagen asociada a  la moda sustentable y mostrar que el estilo y los procesos responsables pueden combinarse.

 

 

Cada vez más marcas y diseñadores están produciendo de manera consciente y sustentable.

Constantemente estoy observando lo que sucede en este ámbito. Por ejemplo, las colecciones “Conscious” de marcas como H&M, Zara o ASOS. A pesar de que estoy en pro de cualquier paso que nos acerque a la dirección correcta, me cuestiono si el modelo del fast fashion se puede modificar para ser más sustentable. Incluso las marcas de lujo han tenido que reafirmar su compromiso para ser ecológicamente más responsables. El grupo Kering, con marcas como Stella McCartney, Bottega Veneta, Balenciaga y Brioni, ha desarrollado un proyecto en el que acciones sustentables son consideradas en todas las decisiones y estrategias de negocio. Y luego está ese grupo de startups que crean slow fashion y que personalmente encuentro emocionantes. Estos, por encima de todos, cuentan con un modelo de negocio que está basado en una producción sustentable y que no dejan a un lado la importancia de ofrecer un buen diseño.

 

2017-05-27_TheLissome-844-Bearbeitet.jpg
Fotografía Yannick Schütte Estilismo: Kowtow, Hund Hund, Quite Quiet

¿Qué esperas de un diseñador hoy en día?

Los diseños que veo en las pasarelas o en las calles actualmente, no presentan una visión positiva del futuro. Lo que desearía es ser testigo de una nueva visión de la moda, un que sea más humana, que se enfoque en la mano de obra y que sea consciente, sin caer en los estereotipos hippies. De los diseñadores, espero un interés genuino en la elección de materiales y en los procesos de manufactura. La idea de la sustentabilidad empieza con el diseño y espero que los diseñadores tomen un papel importante en la forma en la que está evolucionando la moda. El diseño no solo tiene que ver con la parte exterior de una prenda, sino que debe ser considerada como un todo. Un entendimiento de los materiales es esencial para innovar.   

 

maaikemekking-lissome-0717-10.jpg
Fotografía: Maaike Mekking, Estilismo: R.EH, Lana Siberie

Es difícil acercarse y obtener productos sustentables. ¿LISSOME es una solución a ese problema?

Para mi una plataforma en línea es el inicio. Tengo una montaña de ideas de lo que me gustaría implementar más adelante. Primero debemos expandir la demanda de estos productos. Hacer que más gente se acerque a ellos. Me gustaría realizar eventos y talleres. Planeo hacer una publicación impresa cada año con entrevistas e historias de moda que muestren lo que está sucediendo en este sector de la moda.

 

Por ahora sigues trabajando desde Londres, pero siempre estás investigando lo que sucede en Berlín, ¿Crees que la escena de la moda sustentable está más desarrollada en Londres que en Berlín?

Creo que la escena de la moda sustentable en Londres está más establecida y es más relevante a nivel internacional, particularmente en sus investigaciones. Existen centros como el Center for Sustainable Fashion y Fashion Innovation Agency. La campaña de Fashion Revolution se lanzó en Londres y aquí existen más mujeres que producen piezas de forma sustentable. Me imagino que después del Brexit, y el incremento de la renta, Berlín puede ser una buena alternativa. Lo que me gustaría ver en Berlín es una colaboración entre las marcas sustentables y las universidades que enseñan moda.

 

maaikemekking-lissome-0717-11.jpg
Fotografía: Maaike Mekking, Estilismo: R.EH, Lana Siberie

El “eco fashion style” en ocasiones no es el más atractivo, ¿consideras que la falta de una propuesta de diseño afecta el desarrollo de este sector?

Si, desde los años 70, la moda sustentable se ha desarrollado en diferentes direcciones. La idea inicial era apoyar al medio ambiente, sin embargo se creó un estereotipo equivocado y muchas de la marcas sustentables ponían en segundo plano el diseño. La estética de una prenda es inmensamente importante. La belleza le da sentido a nuestra vida, nos conecta con nuestro poder creativo, si queremos cambiar la forma en la que consumimos no debemos sustituir el estilo de cada persona, sino adaptarnos y ofrecer propuestas que sean igual de atractivas que las de fast fashion.

 

TheLissome_final.jpg
Fotografía Yannick Schütte Estilismo: Kowtow, Hund Hund, Quite Quiet

De acuerdo al analista de tendencias Li Edelkoort, estámos en un cambio hacia consumir prendas que duren más tiempo. ¿Crees que en algún momento la moda llegue a ser realmente sustentable?

No creo que sea imposible. Es complicado hacer que las prendas sean sustentables y de bajo costo, al menos no en grandes cantidades. Muchos factores entran a la ecuación, pero como consumidores, debemos recordar el esfuerzo que está detrás de la producción de la prenda que llevamos puesta hoy. El Anti-Fashion Manifesto de Edelkoort es una llamada de atención para la industria. La moda, en ocasiones es un producto desechable y creo que es el momento justo para considerar esta idea y analizar la forma en la que consumimos. Es vital pensar en lo que es bueno para nosotros, para aquellos que hacen la ropa y para el medio ambiente, sin que esto signifique escoger prendas que no reflejen nuestra personalidad.

 

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas