Joie de Vivre

La última frontera nunca estuvo tan cerca

Tbilisi, la capital de la república de Georgia, se alza como el último bastión de aventura, moda y diseño.
Reading time 9 minutes

El destino siempre encuentra sus maneras. Han pasado casi treinta años desde que Rei Kawakubo aterrizara en Tbilisi junto al fotógrafo británico Brian Griffin para fotografiar una de las campañas más emblemáticas de Commes des Garçons. Esas imágenes enigmáticas con rostros anónimos sacados del pueblo llano y atuendos de esencia vanguardistas capturaron el espíritu de una nación digna que en medio del caos se alzaba con la frente en alto ante el colapso moral y político de la Unión Soviética.

Entre 1989 y hoy muchas cosas han pasado. Dos guerras civiles, crisis políticas, recuperación económica y apertura cultural. También está Demna Gvasalia, el actual diseñador de la casa francesa Balenciaga, quien se ha convertido en uno de los hijos más reconocidos del país cáucaso y además legitimizó la revolución del streetwear.

Este es mi tercer viaje a Tbilisi. Una ciudad que, como pocas, se presentó de forma abierta, sincera y sin artificios desde el primer momento. La sombra del bloque del este se ha desvanecido por completo. Georgia se prepara con ímpetu cada día para ser competitiva y moderna en el panorama global. Y esto lo hace en sus propios términos. Se nota en su gente, en las calles, en la arquitectura, en su moda. En esa amalgama estética de tradiciones ortodoxas, severidad soviética y efervescente juventud luchadora.

Esta es una ciudad como pocas. Para conocerla de verdad hay que recorrer sus pasajes más vericuetos, querer descubrir qué hay más allá de sus iglesias y avenidas principales. Es probable que yo ya esté demasiado americanizado para esta hazaña, pero aquí siempre hay algo nuevo por descubrir. Sofia Tchkonia, una de las embajadoras culturales más notorias del país; junto Luisa Orsini, diseñadora italiana de origen Georgiano, han sido mis guías principales en cada una de mis visitas. También se conoce una ciudad a través del amor que profesan sus hijos.

Una vez que se pisa Tbilisi es fácil entender la magia con la que normalmente se le describe. Sí, el destino ciertamente encuentra sus maneras. Y Rei Kawakubo lo sabía. Madre Georgia sigue atenta y vigilante.

CUESTIÓN DE ESTILO

La ardiente creatividad que emerge de esta ciudad es inagotable. El choque entre la riqueza estética del siglo XIX y la austeridad de la época del telón de acero han dado como resultado un portafolio de marcas independientes y boutiques que sorprender la originalidad de sus propuestas.

Samoseli Pirveli

34 Irakli Abashidze Street, Tbilisi, Georgia

Es un atelier que ofrece piezas tradicionales Georgianas reformuladas para el guardarropa contemporáneo. La mayoría de las piezas son hechas a la medida y demoran alrededor de 8 días para ser completadas. Es una experiencia imperdible para todos aquellos que persiguen lo único y auténtico.

George Keburia

www.georgekeburia.com/

El joven diseñador es una de las grandes promesas de la moda Made-in-Tbilisi. Su piezas están actualmente disponibles en Net-a-porter.com y Opening Ceremony. Además sus micro-lentes han sido la obsesión de celebridades y personalidades digitales desde hace un par de temporadas.

TL-180

www.tl-180.com

El dúo compuesto por la Italiana-Georgiana Luisa Orsini y la Italo-Francesa Antonine Peduzzi, quienes comenzaron su carrera en Valentino, ha encontrado en Tbilisi la plataforma perfecta para presentar sus colecciones cada temporada. El eje Roma-París-Tbilisi trae una fresca perspectiva al mercado local mientras potencian la marca país entre el círculo fashion internacional.

Matériel

22 Kote Afkhazi Street, Tbilisi, Georgia

Matériel es actualmente considerada una institución del vestir en Georgia. La marca fue lanzada en el 2012 como la división de diseño de MATERIA, una las fábricas textiles más importante en el país. La boutique ubicada en el centro histórico de Tbilisi es un punto de visita esencial para los aficionados de la estética minimalista y post-moderna.

REFUGIO

La oferta hotelera en Tbilisi ha ayudado a promover el turismo internacional. Desde el hostal-boutique Fabrika que aloja artistas, mochileros y viajeros independientes hasta opciones más adultas como Stamba o Rooms, encontrar un hogar fuera de casa nunca ha sido tan satisfactorio.

Fabrika

www.hostelfabrika.com

más que un hostal-boutique, Fabrika es un punto de intercambio cultural. Una antigua fábrica soviética convertida en un centro social que incluye galerías de arte, tiendas, restaurantes y obviamente el hostal.

Stamba

www.designhotels.com/hotels/georgia/tbilisi/stamba-hotel

Stamba es el lugar para estar, ver y ser visto. El edificio se encuentra en medio de una de las vías comerciales más atractivas de la ciudad y es el ejemplo perfecto del dinamismo y la potencia con la que está creciendo Tbilisi. El bar/restaurant es uno de los más celebrados en toda la región (la calidad culinaria sobrepasa fronteras) y sus habitaciones son lujosamente decadentes.

Rooms

www.roomshotels.com/tbilisi/

Este hotel es un emblema del renacer de Tbilisi como nuevo destino turístico. Su atmósfera es sexy y sofisticada, igual que los huéspedes que acomoda en sus habitaciones. El lounge y el bar adjunto es un sitio de reunión popular entre locales y jet-setters.

AL CAER LA NOCHE

En términos de vida nocturna, Tbilisi sobrepasa a Berlín. La música es más poderosa que en la ciudad alemana y aquí hay un verdadero sentido de comunidad entre las almas que cada noche bailan sin parar- Vivir la escena nocturna en  Tbilisi solo es posible si se hace de la mano habitantes locales.

Si escuchas a alguien mencionar Bassiani o Drama, es absolutamente vital unirse al grupo. Existe la posibilidad que sea una experiencia memorable.

CIUDADANOS DEL MUNDO

Toda diáspora fortalece el sentido de identidad y orgullo nacional. Habitantes que al dejar su terruño se convierten automáticamente en embajadores de su cultura el extranjero. Dejando a un lado a Demna Gvasalia y su universo de espías y ravers, Georgia cuenta con número saludable de voceros que profesan la magia del país.

Sofia Tchkonia

Sofia Tchkonia es indirectamente la embajadora cultural más importante de Georgia. Mecenas de la moda y el arte en el país, su vida transcurre entre Tbilisi y París. Su trabajo como presidenta de MBFW Tbilisi y fundadora de Art Georgia, con una visión clara y global, han promovido el crecimiento mediático e interés de Tbilisi alrededor del mundo.

Luisa Orsini

La relación de Luisa Orsini con Georgia se remonta a una historia familiar de siglos de asentamiento en Tbilisi. Ha usado su marca TL-180 para promover las relaciones de creatividad con el país e invertir en la industria local cada temporada.

@tl180

Djaba Diassamidze

El diseñador Franco-Georgiano es uno de los rostro más conocidos dentro de la industria de moda local. Su pasión por la teatralidad y el drama es evidente en cada una de sus colecciones. Su círculo de amistades y su propia vida son un verdadero ejemplo de la autenticidad con la que vive la moda.

@__djaba__

Ketevan Gvaramadze

De personalidad tímida y discreta, Ketevan Gvaramadze es una de las estilistas más celebradas del país cáucaso. Con clientes como Edita Vilkeviciute y Doutzen Kroes, es fácil entender que el estilo rebelde de Georgia encuentre eco dentro de la industria.

@ketevan1

Grigor Devejiev

Grigor Devejiev es el fotógrafo y director creativo responsable de unificar la estética de la moda local y crear un vocabulario visual específico y fácil de identificar a nivel global.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas