Joie de Vivre

Casa Hoyos: colores vibrantes y piezas 'artsy'

En San Miguel de Allende encontramos un hotel que conjuga su herencia colonial con un toque de eclecticismo chic.
Reading time 3 minutes
Diego Padilla, A-G studio

La historia de Casa Hoyos no es la de un hotel cualquiera. La propiedad ha pertenecido durante cuatro generaciones a la misma familia. Y ese es su encanto, su valor diferencial y su riqueza.

"Todo principio tiene una historia, y esta es la nuestra. Una historia real, humana, emotiva e inspiradora. Comienza con el viaje de un español, Julián Hoyos, que migró a México y fue propietario del edificio que hoy alberga Casa Hoyos. Todo comenzó en un pequeño pueblo llamado El Haya (Cantabria, España) cuando en 1892 nace el protagonista de este relato, Julián Hoyos García. Años más tarde, en 1910, Julián y su hermano Jesús se embarcan hacia México en pleno Movimiento Revolucionario, vía Canarias, La Habana y Veracruz, teniendo como destino final Dolores Hidalgo.

A inicios de 1911, Julián y su hermano Jesús se mudan San Miguel de Allende, Guanajuato, para trabajar con Don Felipe Dobarganes Valdéz. En 1915, Julián ya había conocido a la hija mayor de Don Felipe, Concepción, con quien contrae matrimonio cuatro años después. En 1925, Julián compra el Ferrocarril Urbano y después abre la primera Casa de Cambio y Banco de la ciudad".

Hoy, una bisnieta de Julián ha transformado la casa cuyos muros custodian el legado de su familia en un hotel boutique que conserva los característicos rasgos coloniales de la edificación y los potencia con técnicas artesanales de la región, como la cerámica vidriada, la loseta de pasta y las baldosas de barro.

1585803992118755 41585803992326059 23
1585803992254628 141585803992186951 10
1585808874210233  mg 0146
Diego Padilla, A-G studio

El objetivo del diseño fue fusionar las dos culturas que son las raíces de la familia Hoyos, mexicana-española, para convertir este edificio en una mezcla ecléctica y artesanal, creando un espacio luminoso y ultramoderno, que representa el pasado y presente de Casa Hoyos. La reinterpretación de la arquitectura interior se comisionó a AG Interior Studio, tomando como punto de partida el estilo de una casona española en la que dialogan la tradición y la vanguardia y diversas metáforas que, a través de un juego de geometría y colores, evocan los diferentes giros de negocio que albergó la propiedad, desde la compra y venta de granos y semillas hasta sede de la primera casa de cambio de San Miguel.

En las 16 habitaciones, el diseño mexicano se introduce con piezas como las lámparas de Editora Nacional, los sillones calaca de Comité de proyectos, las macetas con espejos de Paloma Layseca y los gobelinos tejidos de Meli Ávila. Otros elementos propios del modernismo mexicano, como el concreto puro, vidrio texturizado, azulejo, cancelería de acero y contornos de color negro logran que el huésped transite visualmente de lo tradicional a lo vibrante. Al final, la esencia contemporánea se manifiesta en la textura de los materiales y las líneas puras.

1585804250088596 341585804461353646 31
1585804250047170 331585804250133003 37
1585804249994779 32
Diego Padilla, A-G studio

LE CHOIX L'OFFICIEL

BEKEB, el bar ubicado en la terraza, que destaca por una creativa mixología de autor bajo la batuta de Fabiola Padilla. Tras colaborar con Enrique Olvera en Cosme, en Nueva York, regresa a México para crear magia con sus cocteles que mezclan destilados de agaves con plantas, flores y raíces del país.

Más en Casa Hoyos

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas