Belleza

¿Cuando deberías empezar a usar productos antiedad?

por Paulina Trujano
10.11.2017
Antioxidantes, reafirmantes, colágeno, retinol... Tantos términos e ingredientes que pueden sonar intimidantes pero le harán a tu piel maravillas.

Si tienes una seria obsesión por los productos de skincare (te entiendo), seguramente te has preguntado cuándo sería el mejor momento para empezar a acercarte a la pared de productos anti edad. Y es que, como casi todas, queremos que la juventud nunca nos deje y que la piel permanezca lisa y tersa; pero, como no estamos en una película animada (Peter Pan cof, cof), tenemos que poner mayor atención en el cuidado de la piel conforme pasa el tiempo. 

Y ya que tocamos el tema: tiempo. Esa es la clave para envejecer con dignidad; si cuidamos el rostro en el momento correcto, la piel nos lo agradecerá cuando seamos mayores. Para ello, hicimos una lista para que conozcas los productos que deberías usar dependiendo de tu edad. 

Early 20s...

En este momento, aunque tu piel luce radiante y hermosa, la reparación celular empieza a desacelerarse por los cambios hormonales que ocurren. Es por eso que es crucial que tengas hábitos y una buena rutina para sentar las bases de cómo tu piel envejecerá.

  • Lo mejor que puedes hacer (y esto funciona a cualquier edad) es usar protector solar todos los días. Es el mejor secreto de belleza. Un buen protector solar de SPF arriba de 30, que lleves en tu bolsa para reaplicar cada 4 horas. 
  • Incluir a tu rutina un buen producto hidratante. Puede ser un suero, una crema o un aceite, pero que su beneficio principal sea la hidratación. 
  • Empieza a incluir algún producto ligero con antioxidantes. En esta edad hay mucho contacto con agresores ambientales como: el humo del cigarro, consumo de alcohol en exceso, fiestas, antros, etc. Para ello, los antioxidantes nos ayudan a disminuir el daño que esos agresores puedan causar.
  • No te automediques. Aunque la función de muchos productos es, por ejemplo, tratar el acné (y si sufres de esta condición puede sonar atractivo), normalmente contienen irritantes que pueden hacer más daño que bien si tu rostro no necesita algo tan fuerte. Es por eso que un especialista debe tratar las condiciones anormales de la piel. 
  • Llevar un estilo de vida saludable, recuerda que todo lo que entra a nuestro organismo, se refleja en nuestro cuerpo; por lo tanto, en la piel. 
  • En este punto (y de manera general) tu rutina debería constar de: limpiador, tónico, suero o aceite facial, crema hidratante y protector solar. 
Mid-20s...

Llegamos al primer cuarto de siglo, y si hiciste tu tarea, has sentado las bases para una piel sana y protegida. Si no, tranquila, aun estás a tiempo para reparar algunos de los daños de una adolescencia bien vivida. Esta edad es muy importante en la piel porque es el punto de cambio de la renovación celular. Los procesos se empiezan a desacelerar de manera exponencial y debemos empezar a ayudar a nuestra piel a renovarse. 

  • Mejora tu exfoliante y utilízalo de manera regular. Un buen exfoliante facial es la mejor forma de renovar las células de la piel, y su uso de 2 a 3 veces a la semana, mantiene a las células activas y trabajando para mostrar una nueva tez. 
  • Conoce al retinol. Esta es la mejor edad para empezar a introducir al retinol en tu rutina pero en pequeñas cantidades y concentrado (y no de uso diario) para evitar la irritación de la piel. 
  • Las visitas al dermatólogo ya son un must de por lo menos una vez al año, para tener un camino claro de lo que tu piel necesita de acuerdo a su condición. 
  • No olvides el protector solar, en verdad será tu fiel compañero durante toda tu vida. 
  • Es momento de incluir una crema de noche a tu cuidado facial. No te compliques, una crema hidratante o un aceite son una gran opción para cubrir esta necesidad. 
  • Si te preguntas qué puedes utilizar como fuente de antioxidantes, la opción más fácil de encontrar es la vitamina C. Busca un suero o aceite facial que tenga esta vitamina y aplicálo rigurosamente. Ayudará a difuminar manchas, marcas de acné y protegerá tu piel contra los radicales libres. 
  • En este punto, tu rutina debería constar de: limpiador, crema de ojos, tónico, suero o aceite facial, crema hidratante, protector solar y para dormir, una crema de noche. 
Late 20s...

Ok, si pensabas que todo era mentira, para esta edad empezarás a darte cuenta que no. Este es el momento para darle más seriedad al cuidado de tu piel y prepararla para los grandes 30.

  • Mejora tu limpiador facial y trata de utilizar uno que exfolie la piel de manera suave, al mismo tiempo que limpia el rostro. Esto mejorará el proceso de renovación celular, forzando a tu piel a trabajar. 
  • Hidrata. hidrata e hidrata. Aunque seguramente para este punto ya has tenido contacto con el ácido hialurónico, ahora es momento de utilizarlo de manera regular. Si tu piel es muy sensible, busca el ácido hialurónico en menor concentración para que tu piel no lo resienta. 
  • El retinol ya debe ser parte de tu rutina diaria para mantener los signos de la edad bajo control. 
  • Mejora tus sueros y aceites faciales. Para este punto, el acné y puntos negros probablemente ya no sean un problema, por lo que invertir en un buen suero o aceite antiedad sería la mejor opción. 
  • El clásico facial una vez al mes ya es un must para este punto. Esto limpiará tu tez y evitará que los poros se obstruyan, además de renovar la capa cutánea. 
  • En este punto, tu rutina debería costar de: exfoliante, limpiador, crema de ojos, tónico, retinol, suero o aceite facial, crema hidratante, protector solar y para dormir, una crema de noche.
The big 30...

Llegamos a los 30 y en este momento te das cuenta que tu continuo trabajo en el cuidado facial ha rendido frutos. Si tu rutina contiene un buen protector solar y tu limpieza es adecuada, tu piel se toma unas pequeñas vacaciones durante esta etapa. 

  • Todos los productos de cuidado deben cambiar a ser antiedad. Para este punto, tu piel sigue estando en su mejor etapa, pero para mantenerla así, es necesario hacer mejoras a los productos que ya utilizas. 
  • Invierte en buenos productos. Sí, el skincare tiende a tener precios muy elevados; pero considera que este es un buen momento para pagarlos, cuando llegues a los 50 te darás cuenta que fue una gran inversión. 
  • Durante los 30, la piel descansa después del remolino de los 20s. En esta etapa, aunque la renovación celular es muy lenta, si tienes una rutina estructurada, el rostro no tendrá grandes cambios y lucirá de lo mejor. 
  • Para este punto, tu crema de ojos debe ser más potente y lo conveniente sería tener una para el día (que contenga protección solar) y otra para la noche (para restaurar la producción de colágeno). 
  • Aunque para esta etapa ya pasaste por muchas mascarillas, sería un buena idea invertir en mascarillas con retinol o vitamina C o algún componente antiedad y utilizarlas entre 2 o 3 veces a la semana. 
  • No olvides tu cuello y escote. De nada sirve tener un rostro terso y suave si tu cuello y escote no lucen igual. Procura aplicar tus productos también en éstas áreas. 
  • Las visitas al dermátologo son necesarias y puedes empezar a preguntarle acerca de los peelings y faciales de mayor intensidad si piensas que tu piel lo requiere.
  • En este punto, los pasos de tu rutina deberían seguir igual, solo deberías agregar una crema de ojos diferente para dormir. 

Compártelo

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas