Belleza

¿Cómo mantenerse saludable durante las vacaciones?

por Paulina Trujano
27.06.2017
Disfrutar las vacaciones sin culpa, sí es posible.

Sabemos que durante las vacaciones, lo menos que quieres es pensar en cuidar tu alimentación o hacer ejercicio; y lo importante aquí no es restringir la deliciosa comida ni estar horas en el gimnasio, es aprender a tomar pequeñas decisiones que harán que te sientas mucho mejor y libre de culpas. 

1. Planea las comidas

Dedicando solo cinco minutos a planear las comidas del viaje evitará que pares en cada lugar de comida rápida. Además, el planear tu menú logrará que tomes las mejores decisiones para probar la comida local y no gastar esas comidas en cadenas populares. 

El planear tus alimentos también ayuda a saber en qué comida del día deberías elegir una opción sana si ya está agendada una ida a un restaurante delicioso. Por ejemplo: si sabes que cenarás en un restaurante italiano con las mejores pizzas y pastas, lo mejor que puedes hacer es desayunar y comer algo ligero, complementando con verduras y frutas, para deleitarte con una exquisita cena sin remordimientos.

2. Mantén el cuerpo en movimiento

Si tuviste la suerte de estar en un hotel con gimnasio, lo mejor que puedes hacer es aprovecharlo. Aunque el plan no es que te quedes por horas haciendo rutinas, con solo media hora en la caminadora o helíptica, tu cuerpo mantendrá el metabolismo trabajando y quemarás algunas de las calorías extras ingeridas. 

Si el gimnasio no es lo tuyo, puedes disfrutar del sol y el calor, nadando unas cuantas vueltas en la alberca sin parar. El nadar es uno de los ejercicios más completos que existe. Así, tu cuerpo estará activo y trabajando para ayudar a mantener tu peso. 

3. Come snacks saludables

Compra tus barritas favoritas y algunas frutas que puedas llevar en tu bolsa y comer en cualquier momento. De esta manera, cuando tengas hambre no te vas a acercar al puesto de papas o tiendita para comer lo primero que encuentres. 

4. Camina más

Aunque en la mayoría de los casos, el transporte en coche es necesario, puedes hacer pequeños cambios que te obliguen a moverte más. Si rentaste un coche para tus vacaciones, úsalo solamente cuando sean distancias largas y procura estacionarlo más lejos que de costumbre, tu cuerpo agradecerá esos pasos extra. Si tu hotel se encuentra a tres calles del centro, opta por caminar hasta el lugar, en vez de utilizar el coche. 

No es mentira cuando dicen: "no uses el ascensor, usa las escaleras". Aunque pueda pesar, este cambio de hábito es una gran opción para mantener tu cuerpo activo. 

5. La más importante... toma agua

Lo más sencillo que puedes hacer durante las vacaciones es tomar mucha agua y evitar, en la medida de lo posible, otros líquidos con alto contenido en azúcar.

El agua es necesaria para que el cuerpo funcione adecuadamente  y en muchas ocasiones se puede confundir con "hambre" cuando en realidad solo tienes sed. Es por eso que tomar agua mantendrá el cuerpo hidratado y cumpliendo sus funciones, sin provocar esa hambre falsa que hará que comas más de lo que en realidad quieres. 

6. Prueba una actividad al aire libre

Durante las vacaciones, sobre todo en la playa, existen miles de actividades y deportes que puedes intentar sin que se vuelvan tediosas. Hasta puede volverse divertido si es algo que nunca has hecho o se hace una competencia. 

Algunas opciones para esto sería: aprender a surfear (o intentar pararte sin caerte de la tabla), hacer paddle boarding, pasear en kayak, bucear, organizar una partida de volleyball o futbol playero, y tantas otras actividades que se presentan en este tipo de lugares. Solo busca la opción que más te atraiga y sal un poco de tu zona de confort. 

Compártelo

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas