Belleza

Bye, Bye Hair!

por Paulina Trujano
07.09.2017
Cera, rastrillo, láser... Tantas opciones sin saber cuál es la mejor. Te compartimos una lista de lo bueno y malo de cada una.

Una realidad a la que nos enfrentamos como mujeres es aprender a lidiar con el vello corporal y facial. Y aunque puede ser molesto (demasiado) y tedioso (muy), existen distintos métodos para remover el vello, cada uno para diferente necesidad y tipo de piel. 

Pero, no te estreses, aunque pueden parecer demasiados, es importante conocer lo bueno y lo malo de cada método para tomar una decisión inteligente, encontrando el adecuado para tus necesidades. 

Recuerda que al final, lo que funcione para ti y para tu piel es el método adecuado; cada piel es distinta y pueden tener diferentes reacciones por lo que debes estar informada para hacer la mejor elección. 

Captura de pantalla 2017-09-07 a la(s) 17.58.25 1.png
Friends season 3 (film still)

1. Rastrillo

El más popular de la lista. Toda mujer se ha rasurado alguna vez en la vida. Es sencillo, rápido y sin dolor además de cumplir su propósito cuando lo necesitas. En general es un buen método, pero no es el mejor. Lamentablemente, tiene algunos puntos negativos que podrían ganarle a los positivos.

Lo bueno: 

- Rápido
- Pain-free
- Precio bajo
- Apto para todas las pieles

Lo malo:

- Poca duración, el vello empieza a crecer entre uno y tres días.
- Si se utiliza constantemente, el vello puede hacerse más grueso.
- Daño en la piel a largo plazo por el paso de las navajas.
- Provoca vellos enterrados. 

2. Crema depilatoria

Aunque parecida al rastrillo, la crema depilatoria tiene algunos puntos más a su favor pero sus puntos en contra te dejarán pensando. Este tipo de cremas tiene químicos específicos para debilitar el folículo, tanto que con una toalla húmeda se remueve con facilidad. Lo importante es leer bien las etiquetas para saber a qué área del cuerpo está dirigida. 

Lo bueno:

- Funciona en menos de 10 minutos.
- No lastima la piel como el rastrillo.
- Sin dolor.

Lo malo:

- Aunque en la mayoría de las pieles es bien recibida, en algunas más sensibles puede causar alergia.
- El vello empieza a crecer entre uno y tres días. 

3. Cera

Amada y odiada por muchas mujeres, la cera remueve los vellos desde la raíz para revelar una piel lisa y suave. Se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo y todo tipo de pieles (a menos que te indiquen lo contrario) puede realizarlo. 

Lo bueno:

- El vello comienza a crecer en aproximadamente tres semanas. 
- La depilación con cera se realiza en minutos. 
- Si usas este método regularmente, el vello se adelgaza, causando menos dolor.

Lo malo:

- Dolor. Aunque cada persona tiene un espectro del dolor distinto, esta técnica puede doler mucho.
- Si la cera está demasiado caliente, puede provocar quemaduras. Aségurate de ir con un especialista. 
- El precio es más elevado. 

4. Hilo

Esta técnica fue traída desde Asia, siendo un método muy popular entre las mujeres de la India. Este método consiste en utilizar un hilo para enrollar los vellos y expulsarlos desde la raíz. 

Lo bueno: 

- Un método muy higiénico ya que no hay contacto con otras sustancias.
- Apto para todas las pieles (hasta las sensibles). 
- El vello comienza a crecer en aproximadamente un mes.

Lo malo:

- El dolor es menor en comparación con la cera pero aun así, existen molestias por remover el vello desde la raíz. 
- Solo es recomendable para zonas pequeñas (principalmente la cara). 
- Aunque es apta para piel sensible, puede causar irritación.

5. Luz pulsada

Este tratamiento consta de la emisión de luz de carácter policromático (es decir, de varios colores) a una zona del cuerpo. La melanina en los vellos transporta la luz hasta la raíz y la destruye sin lastimar la piel. 

Lo bueno:

- Un mismo aparato puede ser utilizado para vellos claros a oscuros. 
- El dolor es un nivel menor en comparación con el láser. 
- Elimina el vello de manera semi permanente. Es posible que en algunos años debas realizar el tratamiento un par de veces para que sea permanente. 

Lo malo:

- Debido a que la onda de luz se dirige en todas direcciones (por ser de carácter policromático), se necesitan realizar una mayor cantidad de sesiones para destruir correctamente cada folículo.
- Aunque más tonalidades de piel pueden usar la luz pulsada, en vellos muy claros y pieles oscuras no funciona. 
- El precio es alto por una cantidad limitada de sesiones.


 

6. Láser

Es muy parecido a la luz pulsada pero difiere en algunos detalles. El más importante es que la luz del láser es de carácter monocromático, es decir, que emana un solo color. Esto significa que la onda de luz va más dirigida al folículo.

Lo bueno:

- Elimina el vello en una menor cantidad de sesiones por ser una luz dirigida. 
- Se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo.
- Al igual que la luz pulsada, los resultados son semi permanentes en algunos casos por lo que un retoque podría ser necesario después de un par de años.
- Es la más adecuada para pieles claras con vellos oscuros.

Lo malo:

- El dolor es bastante alto en la depilación láser.
- El costo por sesiones es elevado.
- La variedad de pieles que pueden usar esta técnica es menor que con luz pulsada. 

Compártelo

Tags

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas