Arte y Cultura

Tetetlán, nuevo centro cultural en El Pedregal

Una casa de Luis Barragán hospeda este nuevo proyecto destinado a ser un centro para “hacer comunidad” en El Pedregal.
AW-19.jpg

El espacio que alguna vez ocuparon las caballerizas de la Casa Prieto, obra del arquitecto Luis Barragán, hoy es un centro cultural: Tetetlán.

Se trata de un proyecto conformado por un restaurante de cocina mexicana, cafetería, cava de quesos, una biblioteca especializada en arte y arquitectura, una fonoteca de viniles, un centro de “conciencia corporal” (donde se imparten clases de disciplinas como yoga y box), una tienda de diseño y tres habitaciones.

“Negociar el espacio me tomó un año y desarrollarlo otro más”, cuenta en entrevista César Cervantes, creador de esta iniciativa y uno de los principales promotores del rescate de la zona de El Pedregal. “Es en el sur de la ciudad donde siempre se ha desarrollado la vida cultural de este país, los auténticos intelectuales han vivido aquí —Covarrubias, Cuevas, Diego Rivera, Frida Kahlo—”, dice. De la inquietud de encontrar un lugar que reuniera una propuesta cultural, gastronómica y deportiva en la zona nació Tetetlán.

 

 

 

 

El espacio —que además de las caballerizas fue ocupado posteriormente de distintas maneras, como la mueblería Dupuis o pastelerías— requirió de una fuerte remodelación, de la que Cervantes fue el principal artífice. “Lo tenía todo muy resuelto”, cuenta. A la hora de tomar decisiones de peso en la construcción contó con la ayuda del arquitecto Jorge Covarrubias: “Él estuvo a cargo de la planeación, es alguien que trabajó con (Ricardo) Legorreta, y es un Barraganista en el sentido de que lo conoce perfectamente”.

El resultado de aquellos trabajos es notable en la construcción: pisos de cristal, que permiten ver la piedra volcánica de la zona, o escaleras que hacen guiños al propio Barragán. Por su parte, el área del restaurante incluye detalles que Cervantes colocó de manera personal, como los muebles que encomendó al despacho ITZ, Mayan Wood Furniture, inspirados en mesas y sillas que el propietario encontró en la Casa Prieto, o una serie de fotografías antiguas de El Pedregal tomadas por Armando Salas Portugal, también propiedad de Cervantes y que se muestran en el lugar. De la parte de la cocina, dirigida por el chef Hugo Durán, destacan las tlayudas y cocteles como “Chucho Reyes”, creado con tequila.

AW-14.jpg
AW-17.jpg
AW-18.jpg
AW-15.jpg

Sin duda los interesados en el arte y la arquitectura encontrarán en la enorme biblioteca una excusa para visitar el lugar, pues hay cientos de ejemplares que pueden consultarse libremente. Además, cada martes se organiza una actividad cultural, mientras que los sábados el Mercado el 100 pone a la venta productos orgánicos.

Esta vasta oferta se suma a uno de los grandes intereses de César, como lo ejemplifica con una anécdota: “El otro día habían venido aquí dos personas; vivían a una puerta del otro. No se conocían. Resultó que uno me saludó y yo conocía al otro, después empezaron a platicar y se dieron cuenta de que eran vecinos”. Un espacio para formar comunidad.

 

Avenida de las Fuentes 180-B, Jardines del Pedregal, Ciudad de México

Fotografía Mariana Ricaud

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas