Arte y Cultura

Mother: Elena del Rivero

Una exhibición que intenta llevar a los actores de esta narración a la mesa de la cocina.
Reading time 7 minutes

Con ingredientes específicos como cúrcuma, perlas, canvas, hilo, carta encontrada en un mercado de Guadalajara hace 20 años, marco comprado en el rastro de Madrid, Barragán, Picasso y Heloïse del siglo XII como inspiración entre otros, la galería Travesía Cuatro, presenta MOTHER de la artista española Elena del Rivero. Una exhibición que intenta llevar a los actores de esta narración a la mesa de la cocina, allí donde los grandes relatos y debates políticos y personales tienen lugar, donde gracias la tradición oral se trasmite la cultura, donde el sentimiento es intelectual también.

¿Cómo fue el proceso del desarrollo de la exposición?

Fue lento como cualquier proceso que merezca la pena, cambié de opinión varias veces, dudé de por donde iba y poco a poco, asombrosamente, me fue dada la solución con unos cambios sencillos, quitando, siempre quitando lo que estorba por innecesario.

 

En lo cotidiano, ¿qué es lo más te inspira?

La gente paseando por la calle, y los atuendos que llevan es una fuente de inspiración para mí. Los árboles, el mar batiendo sobre las playas del Atlántico con las nubes bajas que rozan las olas, me conmueve y me inspira a continuar. Pero es la cotidianidad de mi casa estudio, donde cocinar y trabajar y conversar se hacen en la misma estancia, lo me ayuda a hilvanar ideas.

 

¿Cuál fue el mayor reto?

Lidiar con Barragán pues estaba en su casa, la primera casa que construyó en Guadalajara, un ambiente doméstico que intenté aprovechar al máximo.

 

¿Cuál fue la mejor parte? 


La relación con las personas que me ayudaron en el proceso de instalación, su dedicación y su aporte intelectual. No hubiera podido llegar a buen puerto sin su aportación valiosa.

¿Qué opinas sobre el papel de la mujer dentro de la escena del arte contemporáneo actual?

Es pobre pues los ejes de donde viene el arte contemporáneo, o cualquier arte de cualquier época, son esencialmente patriarcales con lo cual la mujer está educada y guiada por un bastión de preceptos que nada tienen que ver con ella en el pasado, donde, totalmente apartada de los núcleos de decisión a todos los niveles, subsistía y aguantaba. Cada cita es de un ilustre y sabio varón de los que aprendemos en las escuelas, en este sentido somos derivativas, nos cuesta encontrar espejos donde mirarnos y entendernos y por eso es de gran interés rastrear la historia para encontrar sabias luces y voces diferentes que consiguieron con dificultad hacerse escuchar y confabularnos con ellas. En este sentido es interesante lo que ha ocurrido con las artistas afroamericanas en USA que nos han aportado otra forma de percibir el mundo rascando en sus duros orígenes, o lo que ocurre con los inmigrantes que llegan a Europa con visiones diferentes y plurales que nos ayudan a enriquecer nuestra percepción del mundo. Al arte lo quieren controlar y este se escapa por detrás de las esquinas, donde menos se espera, allí surge y normalmente surge fuera de los canales mercantilistas pues en estos círculos está ya “domado” y el arte, con mayúsculas, no es posible domarlo.

La cultura aminora la violencia, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Complejo. Lo que ayudaría es una buena educación, y que hubiera trabajo, con seguro sanitario y cobijo, que la distancia entre la gran riqueza y la pobreza disminuyera porque ayudaría a reducir el número de guetos, focos de violencia, y así, vivir en un mundo un poco más seguro, y una chispa más amable para todos y todas. Pero esto es utopía porque nuestra civilización, desgraciadamente, parece estar basada en la conquista, la guerra, y la esclavitud.

 

¿Cuál sería tu propia definición de arte?

Mirar al mundo desde el otro lado y con lo que que está a mano, crear metáforas que nos ayuden, sino a soñar, si a vislumbrar nuevas formas de percibir. Mi trabajo es fuente de vida para mi, es decir, me permite seguir viva.

 

¿Cuál es tu relación con la belleza?

La belleza como bondad: algo que pudiera estar cerca del indefinible concepto de verdad.

 

Tu trabajo inspira a otras personas. ¿Qué responsabilidad sientes sobre eso?

Se sale de mi área de control.

 

¿Cuál es la pregunta que siempre te haces? ¿Y cuál es su respuesta?

¿Para qué? Porqué hay que llegar al final de camino para saber cómo es el tránsito de ida a ninguna parte

 

¿En qué consiste la elegancia?

La elegancia es la virtud de saber editar y controlar el exceso. La elegancia es parca y honesta.

 

¿Qué motiva tu curiosidad?

Mirar el horizonte para vislumbrar lo que hay al final del camino mientras admiro lo que voy encontrando en ese pasear.

¿Existe una fórmula para provocar al espectador?

No la poseo. De provocar casi prefiero provocarme a mi misma. El placer de ir contra la norma establecida.

 

¿Cuáles son tus tres escritores / poetas favoritos?

Marina Tsvetayeva, Emily Dickinson, María Zambrano, y si me permites una cuarta, Teresa de Ávila.

 

¿Cuáles son tus museos favoritos del mundo?

El Prado, El Prado y el Prado en Madrid.

 

¿A qué dirección enviarías una carta especial?

Al antiguo embarcadero, playa del Arenal, Jávea, Alicante, España.

 

¿Qué relación tiene para ti la moda y el arte?

Yohji Yamamoto, Elsa Schiaparelli o Kawakubo son grandes artistas que aplican conceptos de gran pureza a la arquitectura del cuerpo. Pero también me interesa como visten los jóvenes cuando salen del campus pues están llenos de libertad y placer, irradian esa esperanza donde todo parece posible. También me interesa los diferente atavíos de otras culturas pues son reflejo de formas de sentir diferentes. Y la diferencia es sabía pues nos hace seres únicos. La necesitamos hoy más que nunca.

 

 

Hasta el 16 de enero 2018.

 

travesiacuatro.com

 

 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas