Women

Brooke Shields

por Delphine Valloire, France
07.11.2017
Tras su debut para Calvin Klein en la década de los 80 y su reciente regreso a los desfiles del diseñador Raf Simons, recordamos la caótica vida de esta famosa modelo.

En retrospectiva, su apellido suena como un presagio. “Escudos” en español. Esta es la armadura que Brooke forjó desde su infancia para resistir: resistir la fama repentina a una temprana edad, resistir su belleza irreal, los escándalos desde que inició su carrera, el alcoholismo de su madre y su difícil relación con el público. Lo intrigante de su largo camino como figura pública es cuánto ha sido juzgada por ser mujer, ignorada y pocas veces tomada en serio. Como si su belleza la transformara en un objeto sin voluntad.

 

Desde un principio sobresalió. Brooke es la hija de la extravagante Teri Shields. Una mujer bohemia y divorciada que enseñó a su hija a ser elegante y saberse comportar, en especial durante las noches en las que su madre permanecía hasta altas horas en fiestas por todo Nueva York. Era el tipo de niño que se duerme en las sillas sin molestar a nadie y siempre sonriente ante los extraños. A los 11 meses Brooke se convirtió en una superestrella y Teri en una manager por accidente. Teri recibió una llamada de uno de sus amigos, el famoso fotógrafo de moda Francesco Scavullo, para contarle lo terrible que iba su sesión de fotografías con  un bebé para la campaña de jabones Ivory Ella vió la oportunidad y se trasladó al estudio fotográfico con su hija, una niña que sonrió a la cámara y salvó la campaña. 

GettyImages-686241717.tif
Brooke y Teri Shields, 1981.
GettyImages-84674892.tif
Brooke Shields y Gene Simmons, bajista de la banda Kiss, 1974.
GettyImages-74701166.tif
Brooke Shields y Michael Jackson en la entrega número 53 de los premios de la Academia, 1981.

"Nunca tuve el cuerpo ideal para las pasarelas, no era lo suficientemente delgada. Era la chica de cuerpo atletico que medía 1.83 metros". 

PRETTY BABY

Las cosas se tornan mal en 1978 con la película de Louis Malle, La Petite. Brooke, de 11 años, interpreta a una niña prostituta a principios del siglo XX en un burdel de Nueva Orleans que se enamora de un fotógrafo, interpretado por Keith Carradine. Louis Malle la contrató por su carisma y madurez frente a la cámara. Para Brooke, el desafió era la trama de la película más esperada del momento y su primer papel complejo junto a un gran director. En el set el equipo la protege, pero el tema es demasiado agrio y la actriz demasiado joven, la película está clasificada R (prohibido el acceso para menores) causando el enojo de la prensa contra Malle y Teri en el Festival de Cine de Cannes. Otras dos películas, también de clasificación R, incrementan el enojo hacia Brooke, ahora con The Blue Lagoon y Un Amour Infini, ambas convirtiéndola en la personificación de los tabúes sexuales durante la época. Para 1981, la sexy campaña de Calvin Klein Jeans fotografiada por Richard Avedon, se suma a las controversias de Brooke. 

 

EL CAMPO DE FUERZA

Entre 1980 y 1985, la carrera de Brooke se traslada al mundo de la moda: ella es una de las mujeres más hermosas. Es la Cara Delevingne de la década de los 80. En tan sólo siete años estuvo en la portada de 300 revistas, aunque fielmente creía no tener la pinta de modelo: "Nunca tuve el cuerpo ideal para las pasarelas, no era lo suficientemente delgada. Era la chica de cuerpo atlético que medía 1.83 metros". Protegida de la decadente realidad del lugar, la joven modelo jura nunca haber visto drogas: “Estaba feliz. Siempre bailando hasta regresar temprano a casa. No recuerdo haber firmado autógrafos tampoco. Como si el baile fuera un campo de fuerza a mi alrededor. Era un poco como la mascota del equipo, como la hermana pequeña.” La pregunta es: ¿Cómo armonizar su imagen? Por un lado, está la imagen de una niña pequeña y del otro un símbolo sexual que provoca controversias. De acuerdo con entrevistas de la época, Brooke confiesa que a sus 20 años sigue siendo virgen, convirtiéndose en "la virgen más famosa" cuando comienza sus estudios en Princeton en 1987.

 

MODELO A CORTO PLAZO

1994 fue el año que detonó la fama de Brooke fuera de las pasarelas, su carrera comenzó a lo grande con una aparición especial en un capítulo de la serie televisiva Friends. El episodio tuvo la mayor audiencia desde el inicio de la serie, impresionados, los productores de NBC ofrecieron a Shields un papel principal en el programa Suddenly Susan, un programa que con sólo dos años de duración le dió la seguridad que necesitaba para conquistar Broadway. Después de un tiempo como actriz principal en obras como Chicago, Grease y The Addams Family, en 2001 se comprometió con el escritor Chris Henchy. Después de dos años y cinco abortos inesperados, nació su hija Rowan, evento que dejó atrapada a la modelo americana en un gran estrés post-parto lleno de antidepresivos, tema sobre el que escribió su primer libro. El aclamado actor Tom Cruise comentó al respecto, creando una disputa sobre el uso de antidepresivos por parte de la actriz. “Los comentarios de Cruise fueron irresponsables. Tom debería de limitarse a salvar al mundo de extraterrestres y dejar que las mujeres tomen libremente las decisiones respecto a su cuerpo”.

Screen Shot 2017-10-27 at 16.22.25.png
AURIMAGES_0002989_0002.tif

Brooke y sus Calvins

A sus 15 años se convirtió en la musa de Calvin Klein, gracias a la lente del fotógrafo Richard Avedon para la campaña Calvin Klein Jeans. El eslogan principal era susurrado por Brooke con su voz un tanto infantil, el famoso: "You wanna know what comes between me and my Calvin's? Nothing." ¿Quién diría que la campaña se tornaría tan emblemática? Para su primera colección, otoño-invierno 2017, el nuevo director creativo de la marca, Raf Simons, rindió homenaje a este momento de la cultura pop al poner parches con imágenes de la campaña en la parte trasera de los pantalones de mezclilla a forma de etiqueta.

Brooke Shields, radiante a sus 52 años, sentada en primera fila durante el show junto a las nuevas generaciones de musas —entre ellos Millie Bobby Brown, A$AP Rocky y Ashton Sanders— nos recuerda la historia que hay detrás de la marca. Es posible que la leyenda se repita, cada vez los rumores sobre una posible colaboración entre Brooke y Raf son más fuertes. Cruzamos los dedos por ver otra vez a la histórica modelo trabajando con la casa de moda que la vió crecer, ahora con la visión de uno de los diseñadores más prometedores de la época.

cal_det_fw17_068.tif
Parche con imagen de la campaña Calvin Klein 1980 en la reciente colección de Raf Simons para Calvin Klein FW17.
shutterstock_editorial_8343517w_large.tif
Brooke Shields, Millie Bobby Brown, A$AP Rocky y Ashton Sanders, en el desfile Calvin Klein SS18.
GettyImages-605737387.tif
Brooke Shields y Calvin Klein, 1981.

Compártelo

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas