Las 5 películas sobre baile que serán vistas hoy, mañana y siempre - L'Officiel
Pop culture

Las 5 películas sobre baile que serán vistas hoy, mañana y siempre

Desde el maravilloso Billy Elliot hasta The Black Swan; aquí el ejemplo de cuando el cine y el ritmo van de la mano.
Reading time 3 minutes
Billy Elliot (film still)

El Cisne Negro (por Darren Aronofsky, 2010)

Una talentosa bailarina, Nina, ha desarrollado una relación morbosa con su madre que exige el control total de su vida. Afectada por la ansiedad y los desequilibrios mentales debido a esta situación, comienza a tener alucinaciones que se vuelven cada vez más y más frecuentes, hasta que no puede distinguirlas de la realidad. A pesar de todo, ella es la elegida para el papel de protagonista en El Lago de los Cisnes, donde tendrá que interpretar tanto el cisne blanco como el cisne negro. Natalie Portman, recibió el Oscar a la mejor actriz gracias a este papel.

Fame (por Alan Parker, 1980) 

En el High School of Performing Arts, hay muchos participantes en las audiciones para asegurar un lugar para los próximos cuatro años. Cantantes, actores y bailarines se desafían ante el jurado: una película que cuenta la ambición del éxito y los sacrificios que están dispuestos a hacer para conseguirlo. La película ganó tres premios Oscar y dos Globos de Oro.

Billy Elliot (por Stephen Daldry, 2000)

Inspirada en la historia del bailarín Philip Mosley, es quizá la película más hermosa sobre el baile que se haya filmado. Billy Elliot es un niño de 12 años cuyo sueño es el baile clásico: entre las burlas de amigos y familiares, no es fácil. Sobre todo porque su padre, un minero, lo preferiría como boxeador. La película se desarrolla en los años 80 y, por lo tanto, un bailarín de ballet clásico era, en principio, considerado homosexual. Pero Billy no será detenido por nada ni por nadie, ni siquiera por prejuicios.

Footloose (por Herbert Ross, 1984) 

Desde Chicago, Ren se traslada a Beaumont, una ciudad perdida que ha prohibido la música (rock) y la danza, considerados corruptores de la moralidad. ¿La razón? Unos años antes, al regresar después de un concierto, dos niños perdieron la vida en un accidente. Ren, rebelde, está listo para cuestionarlo todo: la escena final de la danza es ya una escena de culto en el cine.

Save the Last Dance (por Thomas Carter, 2001) 

Sarah, de 17 años, una ex bailarina, dejó el baile después de un trágico accidente en el que perdió a su madre. Obligada a mudarse con su padre a Chicago, comenzó a asistir a una escuela secundaria donde solo hay niños afroamericanos: aquí, se enamora de Derek, que la convence a cumplir su sueño: ser admitida en la Escuela de danza Julliard. La película, protagonizada por Julia Stiles como Sarah, es la primera en combinar la danza clásica con el hip hop.

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas