Pop culture

Amomoxtli, en Tepoztlán, el mejor ejemplo de una de las tendencias del lujo 2021

Un espacio para sanar el alma retomando el contacto con nuestras raíces.
Reading time 3 minutes
Imagen cortesía de Hotel Amomoxtli.

El escenario post-Covid redunda en una de las tendencias más importantes de los últimos años en la industria de la hospitalidad de lujo: el bienestar, la auténtica salud, que trasciende el cuerpo para centrarse en el alma. Hoteles que no son sólo hoteles, sino retiros en los que poder hacer una pausa para poder (re)conectar con lo que verdaderamente importa: nuestro interior.

El mundo ha cambiado, pero mucho antes de que lo hiciese, ya había santuarios, como Amomoxtli, en Tepoztlán, que previeron este cambio de filosofía: del lujo exterior al lujo interior, de lo que brilla a lo que importa, de lo que impacta a lo que trasciende, a través de tres pilares fundamentales: el holístico, que conecta alma y cuerpo en tratamientos específicos con raíces locales; el gastronómico, que aplica la filosofía del kilómetro cero a un menú en el que cada plato habla de honestidad y solidaridad; y el estético, a través de una decoración donde lo artesanal habla en el mismo plano de igualdad con el lujo global.

Y todo, en torno a una alberca al aire libre que ya se ha convertido en una de las más fotografiadas de Instagram, donde es posible contemplar el paisaje del Tepozteco en medio de un silencio que los huéspedes respetan escrupulosamente.

1613501058789089 lofficiel mexico la vie hotel amomoxtli
Imagen cortesía de Hotel Amomoxtli.

Según un estudio realizado para Airbnb, desde que comenzó la pandemia el 78% de las personas han teletrabajado desde casa y un tercio ha ampliado su estancia en un destino para poder trabajar. En el caso de Amomoxtili, tal y como nos aclaró la gerente general, Maritere Zaballa, el plazo de las estancias se ha ampliado, con una ocupación entresemana superior a la que tenían antes de la pandemia.

Han sido muchos los que han elegido este retiro, casi una réplica del Shangri-La de Horizontes perdidos, para montar aquí su oficina, mientras siguen los tratamientos del spa —hay masajes relajantes, pero también limpias energéticas, temazcal y rituales— y degustan en su restaurante, Mesa de Origen, platillos elaborados con productos del mercado de Tepoztlán que destilan auténtico sabor local.

Además de yoga, el hotel ofrece experiencias que se basan en los cinco sentidos para equilibrar nuestro interior con un exterior donde árboles centenarios y especies autóctonas, como los ahuehuetes o amates de sus jardines, nos recuerdan que lo esencial tiene unas raíces que ningún virus puede destruir.

Tags

2021
hotel
hoteles-mexico
amomoxtli
tepoztlan

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas