Hablemos de ‘Cry Me a River’ de Justin Timberlake - L'Officiel
Pop culture

Hablemos de ‘Cry Me a River’ de Justin Timberlake

La canción que terminó con una de las parejas del pop y que definió la década de los 2000.
Reading time 3 minutes

You were my sun, you were my earth, but you didn’t know all the ways I loved you… palabras fuertes para decirle a alguien lo que significó para ti. Así empieza la canción que contribuyó a formar la historia del pop en el 2002. Cry Me a River fue la manera en la que Justin Timberlake se despidió de su entonces novia Britney Spears. La canción es hoy en día considerada por Rolling Stone como una de las 500 mejores canciones de todos los tiempos y es una de las 100 mejores canciones de los 2000s de acuerdo a la selección de VH1 y en Spotify está rankeada por los usuarios con el número 10. Es un ejemplo (como muchos otros que podemos encontrar en el arte) que un corazón roto puede resultar en una canción ganadora de un Grammy, despuntar exitosamente la carrera como solista de un ex *NSYNC, establecer un nuevo estilo en el pop mezclando R&B, cantos Gregorianos y beatbox (todo esto gracias a la producción de Timbaland) y por si eso no fuera suficiente, vino acompañada de un video que como si se tratara de una telenovela, mostraba la “venganza” de Justin hacia Britney. Dirigido por Francis Lawrence recibió el premio al mejor video por los MTV Video Music Awards (en el momento en el que ver estos premios valía la pena).

 

La canción es un clásico del pop. Sin importar la generación, si has sufrido una decepción amorosa es fácil identificarse con la letra. Aquí una muestra. Tiene frases como: “the damage is done, so I guess I be leaving” (el daño está hecho así que me ire), o “you told me you love me why did you leave me all alone” (me dijiste que me amabas, ¿por qué me dejaste solo?) . Nada refleja sufrimiento como esto. La directora Greta Gerwig la utilizó en el soundtrack de su nueva película (nominada al Oscar) Lady Bird refiriéndose a ella como el Gimme Shelter de su generación. Es fácil estar de acuerdo con ella. Cry Me A River define la transición de un “teen heartthrob” (o rompecorazones) como Timberlake cantando Bye Bye Bye o It’s Gonna Be Me a ser el autor de letras conmovedoras y audaces. Años después vino What Goes Around… Comes Around en su disco SexyBack, una secuela de Cry Me a River. Si, también dedicada a Britney.

CRY ME A RIVER

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas