¿Cómo se vestían tus autores favoritos? - L'Officiel
Moda

¿Cómo se vestían tus autores favoritos?

Para todos aquellos que imaginan la apariencia de un escritor similar a la de Paul Léautaud o Jack Kerouac, hay un libro que despeja ese pensamiento.
Reading time 3 minutes

“Lo mejor de la biografía de un autor no son sus aventuras, sino su estilo”, declaró alguna vez Nabokov. Con eso en mente, Terry Newman hace una lectura del estilo de los escritores cuyas historias hemos leído por años, en el libro Legendary Authors and the Clothes They Wore. Ansiosa por no cometer una blasfemia en contra de la literatura, cuando descubrió la fotografía de Samuel Beckett llevando una bolsa Gucci al hombro en las calles de Génova en 1971, entendió que siempre ha existido una fuerte relación entre los diseñadores y los escritores. Siendo el más claro ejemplo, la veneración de Yves Saint Laurent por Proust.

Joan Didion

 

 

Cambiar ese paradigma con el riesgo de causar un revuelo en los pasillos de la Sorbona tiene un gran mérito. En su libro, aprendimos que Gertrude Stein intercambió postales con Pierre Balmain y que James Joyce (por una época) vendió su textil favorito: el tweed. Kurt Vonnegut tuvo una gran tino al describir el estilo del autor de Ulysses, “Cuando está de buen humor puede escribir frases tan complejas y brillantes como los collares de Cleopatra”. Cuando Samuel Beckett trabajó con Joyce, el escritor irlandés le agregó a su paga un par de corbatas y un abrigo. Joan Didion amaba Patou y Zadie Smith (la Kate Moss de la literatura) es fanática de Marni.

Si los músicos son reconocidos íconos de estilo como el caso de los Stones, Bryan Ferry o David Bowie, parece injusto que los escritores sean recordados como personajes sin estilo y “en pijamas”. Pocos saben que tras el éxito de la Autobiografía de Alice Toklas, Gertrude Stein fue a comprarse un abrigo hecho a mano de Hermès. Donna Tartt escritora de The Master of Illusions, aseguró que la ropa no está en contradicción con la profesión de ser escritor como sucede con los bailarines o los pintores.

 

 

“La moda es el lenguaje de un momento”, aseguró Miuccia Prada y por supuesto una prenda puede ser parte de la voz de un escritor. En el capítulo dedicado a David Foster Wallace, Newman analiza el estilo peculiar de este y lo liga con su forma de escribir: “una disección completa con una gran cantidad de detalles, explorando el mundo que lo rodea”. La apariencia puede ser una “expresión textil” de la intención literaria y personalidad del autor. Pensemos en Hemingway y su selección de camisas blancas o los cuellos de tortuga de Beckett.

Ernest Hemingway

 

 

Entre los autores que menciona Newman inevitablemente están Oscar Wilde, Thomas Wolfe y Sylvia Plath, quienes se unen a otros personajes como Patti Smith o Hunter S. Thompson. Con historias presentadas a través de anécdotas, imágenes y frases, Newman hace un análisis entre la moda y el mundo literario. Como lo estableció Beckett en su libro Waiting for Godot, “un escritor es un espíritu libre, pero no puede pensar sin su sombrero”.

 

 

Legendary Authors and The Clothes They Wore por Terry Newman, publicado HarperCollins.

 

Entradas relacionadas

Entradas recomendadas